Evo morales admite que Bolivia no tenía equipos y alquila un Supertanker

9

Cinco días después de la declaratoria de desastre, el presidente Evo Morales admitió ayer que los equipos con los que cuenta Bolivia para sofocar incendios no son suficientes. Ante esa situación, el primer mandatario instruyó la contratación de un Supertanker, un avión Boeing 747-400, para sofocar el fuego que aún arrasa la Chiquitania. El Gobierno conformó además el Gabinete de Emergencia Ambiental.

“Lamento mucho. Incendios se presentan, también inundaciones. Felizmente nos hemos preparado para enfrentar, pero frente a tantos focos de incendio (que hay en la Chiquitania) no es posible enfrentar con los equipos que tiene el Estado boliviano”, admitió ayer Morales.

En una reunión de Gabinete, el Presidente instruyó ayer al ministro de Economía, Luis Arce, alquilar un Avión Boeing 747-400 Supertanker para apagar los incendios en el oriente boliviano. “Ya están tramitando para contratar”, puntualizó.

Después del mediodía, el vicepresidente Álvaro García Linera dijo que el Supertanker llegará hoy. Según la autoridad, la nave tendrá como base de abastecimiento inicial el aeropuerto Viru Viru. De acuerdo con las autoridades, se pagó una garantía de alquiler de 800 mil dólares. Y cada hora de vuelo cuesta unos 16.000 dólares.

¿Cómo es el avión?

Según la compañía Evergreen International Aviation, el Supertanker es una aeronave adaptada específicamente para combatir el fuego. Es la más grande de su tipo en el mundo. Tiene la capacidad de transportar hasta 75.000 litros por lo que casi dobla a su similar más cercano, el Ilyushing II-76 que carga hasta 49.000 litros.

De acuerdo con la compañía, este avión llevará otros elementos de combate como espuma y gel. Su recarga en tierra para otra salida dura de 30 a 35 minutos.

La aeronave, conocida también como la “Reina de los cielos” y de procedencia de Colorado (Estados Unidos), trabajó en 2017 en Chile para sofocar incendios forestales.

Hace tres días, la Gobernación de Santa Cruz indicó que en los 19 días de agosto, el incendio que se produjo en la Chiquitania arraso más de 350 mil hectáreas, por eso este sector fue declarado como zona de desastre. Aunque el Gobierno indicó que eran más de 450 mil.

Ayer, el ministro de Defensa, Javier Zavaleta, dijo que ya se controló el 80% del incendio. La autoridad indicó que aún hay alerta por esta causa y aún no se concluyó con esa labor.

La secretaria de Medio Ambiente de la Gobernación, Cinthia Asín, dijo que “si bien hay control, no se ha liquidado el fuego”. “Si bien se ha controlado en Roboré, aún falta en otras regiones”, dijo y añadió que por eso se trabaja en San Ignacio, San Rafael, Charagua y San José.

Zavaleta indicó que hay otros dos incendios. “Uno en el Pantanal, que vino del Paraguay y está en el área protegida Otuqui”, dijo e indicó que el segundo llegó a Roboré y se encuentra en el sector de Otuqui.

Apuntó que existen 8.477 focos de quema en agosto y anualmente 18.441. “En todo el año 674 mil hectáreas. Las áreas protegidas más afectadas son Tucabaca y Otuqui”, dijo e indicó que eso causa mucha pena y dolor porque afecta al patrimonio nacional. Por eso, según la autoridad, aún existe emergencia en la región.

Conforman un gabinete

El Presidente anunció ayer que luego de una evaluación del incendio, el Gobierno conformó la creación del “Gabinete de Emergencia Ambiental” que ejecutará un plan para sofocar incendios forestales en la Chiquitania.

Dijo que el gabinete estará conformado por el Vicepresidente; el ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana; el ministro de Gobierno, Carlos Romero; el ministro de Medio Ambiente y Agua, Carlos Ortuño; el ministro de Desarrollo Rural, César Cocarico; y la ministra de Salud, Gabriela Montaño, entre otros.

Cómo es el avión

Capacidad Puede transportar 75.000 litros de agua y puede operar en cualquier parte del mundo.
Extensión Según la empresa Evergreen International Aviation, el avión es capaz de cubrir con líquido una franja de terreno de 4,8 km de largo por casi 50 metros de ancho.
Maniobras El aparato reduce su velocidad a unos 260 km/h y desciende entre 100 y 300 metros de altitud al descargar su bodega sobre un objetivo, éste puede ser marcado de forma satelital o desde tierra.
Descarga Su sistema de descarga de agua puede soltarse de manera continua, o hasta en ocho tramos por cada vuelo. Cubre una franja de cinco kilómetros.

pagina siete.