A falta de presencia policial crece inseguridad en zona 20 de Mayo

1

Ubicada en el Distrito 7 al norte de la ciudad, la urbanización 20 de Mayo es una de las tantas cuyos vecinos demandan mejorar los sistemas de seguridad ciudadana con la implementación de un módulo policial, dotación de cámaras de seguridad, alarmas vecinales y luminarias.

Al caer la noche los vecinos tiene que sufrir muchas peripecias para llegar hasta su barrio, desde la falta de transporte en la Ceja de El Alto hasta la inseguridad que hay en sus calles.

“La urbanización 20 de Mayo, se encuentra en un lugar alejado, donde sus habitantes para llegar hasta sus domicilios, deben caminar muchas cuadras, exponiéndose al peligro especialmente por las noches, son atracados por estos grupos de antisociales que en los últimos días ha crecido», dijo el presidente de la zona Reynaldo Ochoa a EL DIARIO.

Afirmó que los más de 2.000 vecinos de la urbanización 20 de Mayo, viven en zozobra por el incremento de la delincuencia en sus calles.

“Hay muchos robos, atracos y problemas debido a que no existe control policial y la falta de luminarias, por lo que exigen a las autoridades del municipio una mayor atención», afirmó.

Los vecinos denunciaron la presencia de grupos de pandillas que se disputan las canchas y plazas de la zona, además de asaltar a los vecinos en las calles y robar en los domicilios, sin que exista un control policial.

«Uno de nuestros problemas es que no contamos con un módulo policial que pueda albergar a efectivos del orden y de esta manera realizar el patrullaje en nuestras calles, porque lo más preocupantes es que por las noches es una completa oscuridad, donde la delincuencia hace de las suyas, siendo alarmante esta situación, debido a que inclusive estos actos delincuenciales se cometen una vez a la semana, actitud que nos preocupa a los vecinos, por lo que nos encontramos muy preocupados», manifestó Ochoa.

Otro de los problemas que significa la presencia de los grupos pandilleros es que el barrio no cuenta con cámaras de seguridad, donde muchas de sus calles están desprotegidos de este servicio, por lo que los vecinos y sus mismos dirigentes piden a las autoridades que por lo menos estos aparatos sean instalados en lugares estratégicos como son los cruces, que son estratégicos.

De la misma forma otro de los problemas que ha provocado el crecimiento de la delincuencia este sector de la urbe alteña, es la falta de iluminación de sus calles, donde la mayoría de ellas, por las noches se convierte en verdaderas vía de peligro, por la oscuridad en la que se sume.

«No podemos acceder a este servicio, porque no contamos con la atención necesaria por parte de la subalcaldia, del distrito 7, donde los pocos focos que teníamos una mayoría de ellos ya están quemados y no existe la posibilidad de que sean sustituidos, a pesar del pedido que ya hemos efectuado en varias oportunidades a esta instancia, por lo que estamos viviendo en penumbras y expuestos al peligro por las noches incluso en pleno día», señaló el presidente de la zona.

El Diario.