Gestora gastó Bs 85 MM por año sin administrar pensiones

La Gestora Pública de la Seguridad Social gastó 85 millones de bolivianos en promedio por año desde 2016 a junio de este año sin administrar los fondos de pensiones, su principal mandato. La mayor parte de los recursos se fue a servicios personales y no personales.

En este período la entidad estatal, pese a que recién operará en una primera etapa en septiembre, gastó 553 millones de bolivianos, según revelan datos del Sistema de Gestión Pública (Sigep). De este monto, 116,8 millones de bolivianos fueron para cubrir servicios personales, que son gastos por concepto de servicios prestados por el personal como remuneraciones, así como aportes patronales al sistema de previsión social y otros.

Otros 305,4 millones de bolivianos fueron a servicios no personales. Es decir en estas dos partidas se gastaron 422 millones de los 553 millones de bolivianos. Estos gastos son para atender pagos por la prestación de servicios de carácter no personal como ser: Servicios básicos (agua, electricidad), alquileres, mantenimiento y reparación de equipos, servicios profesionales como las consultorías.

El pasado 26 de julio de 2017, Página Siete reveló que la Gestora Pública había contratado a tres consultores con el pago a cada uno de 2,5 millones de bolivianos, a cancelarse en 24 meses (104 mil bolivianos/mes).

El economista Julio Linares explicó que el gasto en sueldos en promedio es de cerca de 20 millones de bolivianos por año y el número de funcionarios aumentó hace un par de años cuando se delegó a la entidad el pago de la Renta Dignidad.

En los datos del Sigep aparece un gasto de 33 millones de bolivianos (otros gastos)

“Han gastado en el pago a dos empresas 33 millones de bolivianos por el software. Después de seis años se dice que está por implementarse esto”, indicó Linares.

De acuerdo con el economista, el país no sólo perderá 106 millones de dólares como indemnización al Banco Bilbao Vizcaya Argentaria (BBVA), sino que ya perdió 553 millones de bolivianos en la Gestora que en este tiempo no ha podido operar ni terminar de migrar los datos de las AFP. “Son recursos que salen de nuestros impuestos que van a una entidad inoperante que no servió de nada en 6 años”, precisó el economista.

Hasta la fecha, sin que entre en operaciones de manera oficial, el gerente de la Gestora Pública de la Seguridad Social de Largo Plazo, Jaime Durán, percibe un sueldo de 35.000 bolivianos mensuales, pero, además, la estatal tiene 248 empleados que perciben por mes entre 3.000 y 25.000 bolivianos, según el anexo de la escala salarial que rige desde julio de 2019.

Durán aclaró que la Gestora no recibe recursos del Tesoro General de la Nación (TGN) para el pago de los sueldos, ya que provienen de una comisión por la administración de la renta de vejez o también denominada Renta Dignidad.

El diputado Marcelo Pedrazas sostuvo que existe un daño económico en el gasto que realizó la Gestora, porque hasta la fecha no logra administrar los fondos de pensiones que es el objetivo para la que fue creada.

Añadió que el pago de la Renta Dignidad lo puede hacer un banco. “La gran pregunta es por qué no se indemnizó a BBVA y administra la AFP Previsión desde el Estado”, subrayó.

El economista Germán Molina sostuvo que todos los activos de la AFP Previsión pasarán al Estado e incluyen el software y ahí surgen las dudas de qué sistema empleará la Gestora.

Advirtió que pagar la indemnización hará perder Reservas Internacionales Netas (RIN) y el país debería negociar.

Añadió que si las acciones de la AFP Previsión pasan a manos del Estado una vez que se pague la indemnización a BBVA, la Gestora pierde sentido. Pero puede ocurrir que todas las acciones y activos pasen a la estatal.

Un problema, dijo, es que se gastó millones en un software que hasta ahora no termina de transferir los datos desde las AFP Previsión y Futuro.

Fuente: Pagina Siete

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee más