Evistas buscan descabezar al TSE por el caso Cuéllar

Un nuevo frente de arremetida abrieron dos legisladores evistas en busca de descabezar al Tribunal Supremo Electoral (TSE) por el caso del diputado Rolando Cuéllar, quien es parte del ala renovadora del Movimiento Al Socialismo (MAS). Los dos asambleístas del oficialismo piden destituir a cuatro vocales electorales por supuestamente no dar cumplimiento a la resolución de ese partido de expulsar de sus filas a ese legislador.

A principios de julio, el diputado Pascual Pacífico Choque y el senador Hermógenes Pérez, a través de una denuncia, solicitaron al organismo electoral la destitución de los vocales Óscar Hassenteufel, Nancy Gutiérrez, Francisco Vargas y Daniel Atahuachi.

Hassenteufel y Gutiérrez fungen como presidente y vicepresidenta del TSE.

Los legisladores les sindican de haber incumplido la resolución del Tribunal de Ética del MAS, de marzo pasado, con la que se expulsa de esas filas al diputado Cuéllar, alejándolo de esa fuerza “sin derecho a la militancia ni a la representación”.

“La semana pasada hemos presentado la denuncia, en el transcurso de esta semana se va a considerar; se ha presentado por un acto de disciplina a cuatro vocales”, manifestó al respecto el diputado Choque.

En el memorial, los legisladores solicitan que se declare que las autoridades cometieron “faltas muy graves” al incurrir en “incumplimiento de los principios del Órgano Electoral Plurinacional”.

El artículo 88 de la Ley del Órgano Electoral Plurinacional dispone que la sanción disciplinaria en el caso de faltas muy graves es la “pérdida de función o destitución”.

También solicitaron la suspensión de los cuatro vocales como una medida provisional y que en su lugar se convoque a los suplentes para que sean ellos los que conformen sala plena y resuelvan la denuncia interpuesta, reportó ANF.

Alberto Astorga, diputado de Comunidad Ciudadana, manifestó que el partido azul busca utilizar como excusa el caso del diputado Cuéllar con el fin de terminar de descabezar a la directiva del TSE.

“Me parece que el MAS quiere usar como excusa el caso Cuéllar para terminar de descabezar el TSE, para perpetrar un nuevo fraude el 2025, así como lo hicieron el 2019. Ya tienen a su favor a la vocal Dina Chuquimia, afín al MAS, ahora van por otros vocales y sobre todo por la presidencia del TSE”, sostuvo Astorga.

Por su parte, María René Álvarez, diputada de Creemos, identifica que hay una presión del MAS al TSE y, con ello, se demuestra -subrayó- que no respeta el Estado de Derecho ni la independencia de poderes como debería.

“Vemos esta fuerte injerencia, tal vez habría que tomarla como una fuerza de presión al TSE para que pueda emitir la suspensión de un diputado, a la fuerza, porque estorba a algunos intereses. No hay que olvidar que este diputado (Cuéllar) que pertenece a la otra ala del MAS denunció vínculos con el narcotráfico y financiamiento del MAS”, sostuvo.

El 29 de junio, Cuéllar exhibió una carta, atribuida al vicepresidente del MAS, Gerardo García, en la que se agradece a un narco argentino, al que llaman el “Chapo del Cono Sur”, aportes económicos.

Con esa misiva, el legislador denunció que García supuestamente tiene “vínculo” con esa persona. La sindicación generó un sismo dentro del MAS.

El 15 de julio, Hassenteufel informó que el TSE no halló “nada observable” en la denuncia sobre un presunto financiamiento ilegal. “No hay nada que sea observable, pero continuaremos realizando la investigación y el análisis que haga falta”, aseguró el presidente del TSE.

Fuente: Pagina Siete

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee más