Pico alto de casos positivos de Covid-19 será en septiembre

48

Tras la reunión de algunos miembros del Órgano Ejecutivo y el presidente del Tribunal Supremo Electoral (TSE), Salvador Romero, la ministra de Salud, Heidy Roca, informó que el Gobierno advirtió al Órgano Electoral que la proyección de contagios de Covid-19, al 6 septiembre, llegarían a 130 mil, por lo que dejaron para su análisis si el país estará en condiciones de ir o no a las urnas.

“Actualmente manejamos una proyección de que estaremos con el pico más alto de la pandemia, alrededor de la primera semana de septiembre, puede ser un poco más antes y un poco después. Nosotros estamos viendo de que con cuarentena, hasta el 5 de septiembre, aproximadamente, estaremos hablando más o menos de 130 mil casos”, dijo.

Asimismo, la autoridad de Salud, a tiempo de aclarar que fue la primera vez que se reunió con el presidente del TSE para explicar las proyecciones de la pandemia, manifestó que el Órgano Electora podrá explicar en qué se basó para fijar la fecha de los comicios nacionales.

“Nuestra misión fue mostrar la realidad, eso fue todo”, declaró Roca en un breve contacto con los medios, después de la reunión entre autoridades del Órgano Ejecutivo con la autoridad del TSE.

DATOS

La Asamblea Legislativa aprobó el Proyecto de Ley 691 para celebrar el

6 de septiembre las elecciones generales, que en un principio estaban previstas para el 3 de mayo, pero tuvieron que aplazarse por la pandemia del coronavirus.

La promulgación está pendiente siendo que hace algunos días la presidenta Constitucional Jeanine Añez pidió a la presidenta del Senado, Eva Copa, un estudio científico que respalde la teoría de que para el 6 de septiembre la salud de la población no estará en riesgo si acude a votar, solicitud que no fue aclarada.

A su turno, Copa advirtió el viernes que promulgará la Ley 691, para que los comicios se lleven a cabo sí o sí, el 6 de septiembre. “Yo voy a asumir la promulgación, pues no soy la que se quiere prorrogar, no soy candidata y no estoy haciendo campaña con la pandemia”, aseguró.

La ley establece que el TSE fijará mediante resolución expresa la nueva fecha para la jornada de votación (…) a realizarse en un plazo máximo de 127 días computables a partir del 3 de mayo, vale decir hasta el domingo 6 de septiembre de 2020”.

Asimismo, señala que la nueva fecha debe ajustarse a los criterios técnicos especificados por el TSE y a los criterios científicos provenientes de organismos especializados de salud, “que guiarán las medidas que se adopten para garantizar que los derechos políticos sean ejercidos en las mejores condiciones” en el contexto de la Covid-19.

PRESUPUESTO

En ese marco, el presidente del TSE refirió que se necesitará un “presupuesto adicional” para llevar adelante los comicios nacionales en medio de la pandemia, debido a las medidas de bioseguridad que se asumirán antes y durante la votación, para evitar posibles contagios.

Para las elecciones que se desarrollarían en mayo de 2020, el TSE había informado que el presupuestos oscilaría entre 201 millones de bolivianos, un 18 por ciento menos que el proceso encarado en 2019.

En Bolivia, hasta el sábado, se han confirmado casi 26.000 casos de coronavirus, mientras que los muertos a causa de la pandemia llegan a 740.

ORURO

El presidente del Tribunal Electoral Departamental (TED) Oruro, Iver Pereira manifestó que el proceso electoral se enfrenta a un escenario de múltiples crisis, incluida la crisis psicológica de la población debido al impacto de la pandemia del coronavirus.

En contacto con Erbol, Pereira dijo que el factor que más afecta la fase preparatoria de las elecciones es la tensión evidente entre poderes del Estado e instancias que debieran coordinar las acciones para enfrentar la pandemia y evitar que ésta afecte más allá del ámbito sanitario.

“Mientras la Gobernación flexibilizó las medidas, el municipio decretó cuarentena total, y esas contradicciones nos colocan en una situación compleja”, dijo.

Advirtió que las tensiones políticas y la falta de coordinación entre los diferentes niveles del Estado, “colocan al proceso electoral en un terreno arenoso y generan incertidumbre en la población, que incluso ya enfrenta una crisis psicológica debido al impacto del coronavirus”.

“A pesar de todos los esfuerzos tenemos nuestros propios temores porque cualquier decisión que vayan a tomar a nivel nacional o departamental, impacta en nuestra manera de encarar el trabajo en un contexto de pandemia”, refirió.

Por otro lado, Pereira informó que, para encarar las medidas de bioseguridad, presentó al Tribunal Supremo Electoral un presupuesto reajustado de Bs 1.400.000 con el que espera cubrir todas las necesidades adicionales que impone la emergencia sanitaria.

El Diario