Curazao prohíbe importación y exportación de oro venezolano

6

El Gobierno de Curazao anunció ayer que decidió prohibir la importación, exportación y tránsito de oro proveniente de Venezuela.

Así lo anunció el primer ministro de Curazao, Eugene Rhuggenaath, al firmar la orden ministerial que establece dicha prohibición con efecto “inmediato”, y que formará parte de una medida legislativa que se prevé sea más amplia y detallada.

En declaraciones a los medios de comunicación locales, luego de suscribir el veto, la autoridad manifestó que Curazao, como lugar de paso, “no recibe ingresos significativos del comercio del oro” y, subrayó que además ello (el comercio del metal venezolano) está “amenazado por riesgos en lo que a la seguridad se refiere”, reportó la agencia EFE.

La extracción de oro es una actividad en crecimiento dentro de Venezuela, animado por las restricciones a la industria del petróleo y mucho del mismo es transportado a través de Curazao a otros países del mundo.

“Pero Curazao como lugar de paso no recibe un ingreso significativo por este comercio, por lo que los efectos económicos y financieros de ello son muy limitados”, agregó el primer ministro.

Rhuggenaath además indicó que se demostró que la industria del oro en la cercana Venezuela estuvo, tradicionalmente, vinculada a la huída de capital, opresión y explotación, e, incluso, la minería ilegal.

“Hay también indicios de que el comercio y transporte del oro está en algunos casos acompañado de varias formas de crimen organizado y transfronterizo”, manifestó la autoridad.

Sobre el mismo punto acotó que todas estas situaciones llevan a riesgos relacionados a la seguridad y la integridad “que nos causan gran preocupación tanto a nivel nacional como internacional”, afirmó Rhuggenaath.

Por ello, “debido a los altos riesgos, el Gobierno de Curazao va a tomar todas las medidas necesarias para prevenir que sufra daños relacionados con su reputación a nivel internacional en relación al comercio y transporte de oro de Venezuela”, aseveró.

A finales del año pasado, el fiscal general de Venezuela, Tarek Saab, indicó que el oro venezolano se debe extraer de minas “permisadas” y vendido a la estatal Minerven y “no de manera ilegal para que aparezca luego en Aruba, en Curazao”.

Estados Unidos calculaba entonces que en los últimos meses del año pasado habrían salido de Venezuela “21 toneladas métricas de oro”, cuyo principal destino fue Turquía, en unas exportaciones sin contabilidad alguna para saber adónde van a parar los fondos de esos recursos.

Es así que en medio de una crisis económica y política sin precedentes, el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, habría vendido unas 7,4 toneladas de oro de las reservas soberanas del país -valoradas en 300 millones de dólares- para refinarlo en África, en Uganda, y así evitar las sanciones estadounidenses, se lee en una publicación del diario Wall Street Journal.