Bolivia está obligada a ganar para seguir soñando

1

Las selecciones de Bolivia y Venezuela se enfrentarán hoy (15:00) en el estadio Mineirao de Belo Horizonte con el sueño de pasar a los cuartos de final de la Copa América 2019, aunque la misión de la Verde es más complicada que la de su rival, porque debe ganar para aspirar a ser una de las dos mejores terceras de la fase de grupos.

La ilusión de los venezolanos de llegar a una nueva fase pasa por ganarle a Bolivia para sumar cinco puntos, tras los dos empates alcanzados ante Perú y Brasil, ambos con el marcador en blanco.

La Verde, que perdió frente a Brasil (0-3) y Perú (1-3) con planteamientos muy defensivos, tiene las opciones de lograr un pase a los cuartos de final, algo que logró por última vez en Chile 2015, y para lo que necesita una victoria y que haya un tercero de grupo que no sume más de tres puntos.

Venezuela podría situarse incluso líder del grupo si gana por más de tres goles de diferencia y Brasil empata contra Perú -ambos tienen cuatro puntos-, en lo que sería un triple empate a cinco unidades.

De la Selección Boliviana se espera mayor poder ofensivo para ganar, porque no solo será aplicar voluntad, también será necesario más atrevimiento para buscar los goles, sin descuidar la defensa, por lo cual debería haber cambios en el once titular, aunque el entrenador Eduardo Villegas, en apariencia, mantendrá el mismo equipo que presentó ante Brasil y Perú.

Solitario volverá aparecer Marcelo Martins, autor del único gol boliviano en esta Copa América, frente a los incaicos, y que será foco de atención, porque regresará a la cancha en la que fue local durante dos etapas como jugador del Cruzeiro (2007-2008 y 2014).

Venezuela más centrada en su solvencia defensiva que en mirar hacia adelante, como mostró en sus anteriores presentaciones, también debe ser más ofensiva, lo cual puede complicar a la Verde, que debe estar atenta a los extremos Jhon Murillo y Darwin Machís, por la proyección que puedan tener para abastecer de balones a su goleador Salomón Rondón, que mostró muy poco en esta competencia.

Los venezolanos tienen la baja del volante Arquímedes Figuera, que se perderá el resto del torneo por una rotura de ligamentos en una rodilla, en el partido ante la Canarinha.

Una derrota o empate ante la Vinotinto será para la Verde la despedida y vuelta a casa sin pena ni gloria, aunque con la obligación de trabajar más apuntando a las clasificatorias para la Copa del Mundo Catar 2022, que comenzarán en marzo del próximo año.