FmBolivia
Radio FmBolivia

Cae Mendoza acusado de cobrar Bs 1,5 millones en sueldos ilegales

38

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

Max Mendoza, máximo dirigente de la Confederación Universitaria de Bolivia (CUB) y parte del presídium del Comité Ejecutivo de la Universidad Boliviana (CEUB), fue aprehendido ayer en Cochabamba, acusado de causar un daño económico al Estado de más de Bs 1,5 millones por haber cobrado sueldos que no le correspondían, según la afirmación del comandante de la Policía, Jhonny Aguilera.

“El señor Max Mendoza fue aprehendido al promediar las 11:00 en Cochabamba, como producto del mandamiento emitido por la Fiscalía Departamental de La Paz, en el marco de las investigaciones en su contra por los delitos de usurpación de funciones y conducta antieconómica”, explicó a Página Siete Aguilera.

La orden de aprehensión fue emitida la noche del viernes por los fiscales Leticia Muñoz y José Alberto Rodríguez. Ésta dispone que una vez sea aprehendido sea remitido “a la Fiscalía Especializada Anticorrupción y Legitimación de Ganancias Ilícitas, Delitos Aduaneros y Tributarios de la ciudad de La Paz”.

El dirigente llegó a las oficinas de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) de La Paz cerca de las 19:30 de ayer, con la misma ropa con la que fue detenido en horas de la mañana, en el municipio de Sacaba. Arribó custodiado por varios policías y guardó silencio.

Aguilera explicó que la detención es parte de la denuncia interpuesta por el docente Víctor Chávez ante el Ministerio Público. En ella se hace referencia a que, desde 2018, Mendoza recibe un salario de 21.870 bolivianos como secretario ejecutivo y empleado dependiente del CEUB, pese a que la norma no establece la existencia de ese cargo remunerado.

“Por los sueldos durante este tiempo en el que cumplió funciones de forma irregular, se generó un daño económico al Estado de más de Bs 1,5 millones”, explicó Aguilera.

El fiscal departamental de La Paz, William Alave, explicó que “se recepcionaron (recibieron) seis denuncias que se unificaron en un solo proceso contra Mendoza, quien se habría beneficiado de manera irregular con una resolución del CEUB, que le habría permitido percibir un sueldo de Bs 21.870 mensuales con el cargo de Miembro del Presídium XIII del Congreso Universitario, cuando el Estatuto Orgánico de la Universidad no establece un cargo remunerado…”, sostuvo.

Asimismo, explicó que este estatuto establece que para ser elegido miembro del Comité de la Universidad Boliviana se debe cumplir el requisito por lo menos del grado de licenciatura: “Sin embargo, el denunciado carecería de ese requisito porque figura como estudiante universitario desde la gestión 1989”.

Universitarios piden elegir a representantes para el congreso

Estudiantes de diferentes universidades piden la suspensión del XIII Congreso de la Universidad Boliviana previsto para los próximos días. Rechazan que este evento, en el que se elegirá al nuevo directorio de la CEUB, sea realizado con los delegados acreditados por dirigentes observados, como Máx Mendoza.

“A causa de los hechos suscitados (el 9 de mayo) no se realizaron elecciones como estipula nuestro estatuto y, por efectos de legalidad, no podemos enviar delegados que estén fuera de la norma”, señala una resolución del Consejo de Dirigentes de la Universidad Autónoma Tomas Frías (UATF).

El documento pide al rector de esta casa de estudios superiores y máxima autoridad del CEUB, Pedro López, se respete el luto de la UATF y posponga el evento por una semana. “Tiempo para que el estamento estudiantil se reúna y organice de acuerdo a la norma”.

“En la UMSA supuestamente hubo elecciones para los congresistas, pero no hay tal. En la UPEA fue peor, fue a dedo. Desde las bases pedimos que se suspenda porque no podemos ir con los delgados ilegales de Mendoza. Se debe llamar a asambleas y elegir a quienes nos representarán”, afirmó el universitario Edwin Tiñini, en una protesta en puertas del CEUB.

Otros dirigentes de diferentes universidades, que pidieron guardar su identidad, manifestaron que en los últimos días se reunieron para pedir un cuarto intermedio en el congreso. “Se debe asistir, pero para expulsar a Mendoza y pedir un cuarto intermedio por unos tres meses para poder tener una nueva representación estudiantil”, dijo uno de ellos.

Fuente: Pagina Siete

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

Comentarios
Cargando...

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee mas