FmBolivia
Radio FmBolivia

Marco Aramayo llegó al hospital en una situación crítica y sin SUS

52

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

Las últimas horas de Marco Antonio Aramayo, exdirector del Fondo Indígena (Fondioc) y quien estuvo preso por denunciar el desfalco en esa institución, fueron muy difíciles. Llegó de la cárcel de San Pedro al Hospital de Clínicas de La Paz en un estado muy crítico, sin estar afiliado al Sistema Único de Salud (SUS), ni la posibilidad de acceder a terapia intensiva porque no había personal.

“Con los diagnósticos que han llegado, su caso (el de Marco Aramayo) era complejo”, dijo ayer a Página Siete el director del Hospital de Clínicas, Jhonny Ayllón. Informó que Aramayo tenía un diagnóstico “reservado desde un principio”, lo que significa en términos médicos “que no tenía un buen pronóstico”.

El director de Régimen Penitenciario, Juan Carlos Limpias, indicó que Aramayo presentaba un “malestar” y que por eso lo sacaron del penal y lo llevaron al establecimiento de salud. “Salió caminando”, dijo.

Aramayo llegó al Hospital de Clínicas el jueves e ingresó por Emergencias. Cuando fue internado, el personal de salud se dio cuenta que no estaba inscrito al SUS. “No por eso no lo íbamos a atender, es más, la trabajadora social gestionó su adscripción al SUS”, indicó Ayllón.

Según el director del Hospital de Clínicas, la funcionaria puso “provisional” en la historia clínica de Aramayo. Indicó que realizaron exámenes de laboratorio y dieron fármacos al paciente. Aclaró que sí se solicitó a los familiares “algunos medicamentos que no habían en el hospital”.

El diputado de Comunidad Ciudadana (CC) Miguel Roca relató que se enteró de la internación de Aramayo gracias a “los compañeros de Transparencia Bolivia”, una organización ciudadana que trabaja por los derechos humanos.

La mañana del viernes, Roca acudió al Hospital de Clínicas para conocer sobre la salud de Aramayo. “Fue la doctora Quispe quien me explicó el estado crítico de su salud. ‘Ahhh es el preso’, dijo otro doctor, y le respondí que no es cualquier preso”, relató el diputado.

Roca indicó que desde que llegó al nosocomio no vio a un custodio policial, por lo que decidió quedarse. “Salían los médicos y gritaban familiares de Aramayo -para comprar fármacos-. Yo me apersonaba”, dijo.

Los familiares de Aramayo viven en Santa Cruz y luego de enterarse de su internación llegaron a La Paz ese mismo día.

Según el director del Hospital de Clínicas, una de las dificultades para adscribir a Aramayo al SUS fue que él no portaba su carnet de identidad. “En eso el sistema del SUS es exigente, por lo que esperaron sus documentos para registrarlo, eso no significa que no se le prestó atención, más al contrario”, dijo.

Ayllón contó que Aramayo necesitaba una tomografía y la sala ya estaba lista, pero no se podía porque estaba conectado a un equipo. Indicó que fue sometido a un electroencefalograma en la sala de choque y se determinó daño cerebral. Agregó que el paciente necesitaba terapia intensiva, pero el hospital no tenía por falta de personal. Afirmó que desde febrero, este establecimiento tiene profesionales para atender sólo dos camas de UTI. Antes tenían profesionales con contrato, pero se fueron. “Como no teníamos cama, se gestionó con el Ministerio de Salud para el traslado al Hospital de Cotahuma”.

Roca indicó que él conversó con la secretaria de salud del municipio paceño, Cecilia Vargas, y en menos de media hora ubicaron una cama. “No se lo pudo trasladar en ese momento porque no tenían nefrólogo. Se lo hizo el domingo”, dijo.

La atención médica y el servicio de UTI del Hospital Cotahuma fueron cubiertos por el SUS, aseguró Vargas.

Aramayo murió el martes por la madrugada por un paro cardíaco. Su familia lo trasladó a Santa Cruz, donde ayer fue despedido en medio de un homenaje al pie del Cristo, una protesta y pedidos de justicia. Fue enterrado en un cementerio de esa urbe. Su esposa, Moira Monje, dijo que espera que se “haga justicia” y que no guarda rencor contra ninguna autoridad de Gobierno, ni del Órgano Judicial. “Cada quien debe cargar con su conciencia”, sostuvo.

Sobre Aramayo

Trabajo Marco Antonio Aramayo trabajó cerca de dos años como director del Fondo Indígena, donde investigó y descubrió el desfalco millonario en esa institución.

Investigación Aramayo insistió para que se haga un auditoría a los proyectos del Fondioc y tras cinco años, la Contraloría realizó la investigación sobre el caso.

Detención Tras la presentación de su denuncia, Aramayo fue detenido y desde entonces tuvo más de 256 procesos, por lo que recorrió 57 carceletas y cárceles de todo el país. En uno de los penales fue obligado a desnudarse.

Fuente: Pagina Siete.

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

Comentarios
Cargando...

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee mas