Bolivia evitó «fuga de divisas» de $us 142 millones por uso de semilla certificada nacional en 2018

3

El director del Instituto Nacional de Innovación Agropecuaria y Forestal (INIAF), Carlos Osinaga, informó el viernes que el año pasado Bolivia «evitó la fuga de divisas» de 142 millones de dólares por el uso de semilla certificada nacional.

«Hemos generado un movimiento económico como ahorro como lo dicen, por fuga de divisas alrededor de 142 millones de dólares eso es lo que representa (…). Esa cantidad de plata 142 millones tendría que salir del país y cuando sale plata merma la economía», dijo en la Audiencia de Rendición Pública de Cuentas Final 2018.

Informó que desde marzo de 2018 a la fecha se incrementó a 110.000 toneladas la certificación de semillas, tomando en cuenta que en 2017 se certificó 109.000 toneladas.

Destacó que el uso de semilla certificada por el INIAF cubre el 55% de las 3,6 millones de hectáreas del área productiva del país.

«De no contar con los servicios del INIAF los productores que están habituados a incorporar semilla certificada para mejorar su productividad en el manejo de sus sistema de producción tendrían que importar toda esa cantidad de semilla por ese valor, ese es el rol que juega el Estado para el sector productivo», subrayó.

Por otra parte, Osinaga informó que el año pasado esa institución ejecutó 91% de su presupuesto de más de 62,6 millones de bolivianos.

Indicó que 2018 se cerró con la conservación de recursos genéticos de la agrobiodiversidad de 19.565 accesiones de semillas que están caracterizadas y en conservación en el Banco Nacional de Recurso Genético.

Agregó que el año pasado se liberaron las variedades ‘imilla negra’ de semilla de papa, de hortalizas y la variedad ‘INIAF Tarata’ de trigo, a demanda de los productores.

«Hemos liberado tres nuevos materiales, uno en papa de alto potencial de rendimiento, en hortalizas y otra variedad de trigo que tiene alto valor nutritivo y va contribuir enormemente a la dieta alimenticia en el marco de poder garantizar la seguridad alimentaria con soberanía», indicó.

asc/ma ABI