Campaña contra el uso violento de redes sociales

9

Durante los conflictos sucedidos en Bolivia, entre octubre y diciembre de 2019, hubo un uso indiscriminado de redes sociales para distribuir información y organizar acciones. Mucha de esa información compartida no era verdadera (fake news), se crearon cuentas con perfiles falsos y hubo enfrentamientos “digitales” violentos, informó el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef).

“Adolescentes y jóvenes participaron masivamente de esta nueva faceta del uso de redes, generalmente sin tener control de lo que publicaban o lo que les llegaba. En muchos casos se pusieron en riesgo al subir a las redes o servicios de mensajería como WhatsApp, detalles privados que podían ser utilizados para amenazas o acciones violentas”, explicó el Representante de Unicef en Bolivia, Rafael Ramírez.

El organismo internacional presentó en la última semana de diciembre de 2019 un balance de la reciente crisis social y política que vivió Bolivia, señalando que las Niñas, Niños y Adolescentes (NNA) fueron invisibles y vulnerables pese a que a diario fueron testigos de la violencia a través de las redes sociales y los medios de comunicación. Esto amén de vivir diversos grados de violencia que afectaron el ejercicio de sus derechos a la educación y a la salud, y también su bienestar físico y emocional. Estas conclusiones son parte de un análisis inicial de datos reunidos por Unicef, la Defensoría del Pueblo e instituciones de defensa de los derechos de NNA.

El Diario.