Misión de UE halla irregularidades en comicios y se suma al informe de OEA

2

La Misión Técnica de Expertas Electorales de la Unión Europea (UE) detectó irregularidades en las elecciones del 20 de octubre y replicó las conclusiones de la auditoría de la Organización de Estados Americanos (OEA).

En un informe de más de 60 páginas, la misión de la UE detalló las irregularidades que identificó en el proceso electoral. La misión realizó un estudio a los resultados oficiales que presentó el 25 de octubre el Tribunal Supremo Electoral (TSE) y detectó una “serie de errores e irregularidades”, entre las que están: “actas electorales con un número inusualmente elevado de votos nulos, votos en blanco y una participación del 100% de los electores”. En el reporte se subrayó “la concentración de anomalías” en el departamento de Potosí.

También se evidenció que “en algunas actas los resultados de la elección presidencial se habían rellenado en el apartado para la elección de diputados uninominales y viceversa”. Asimismo, la misión comprobó que varias actas deberían haber sido anuladas, como por ejemplo en los casos en los que se agregó votos al MAS, actas en las que no había resultados o no tenían firmas de los jurados electorales, actas ilegibles, entre otros.

Según el informe, “estos problemas se originaron en las mesas de sufragio”, y el TSE y los TED dejaron de lado su responsabilidad de verificar las actas y decidir sobre su validez. En el informe también se advierte que hubo “numerosos errores aritméticos”, que no se corrigieron, y otros que fueron subsanados “por el personal informático, pero no de forma sistemática y sin que mediara supervisión de las autoridades electorales”.

Con esos antecedentes, la misión de la UE considera que el TSE debería emitir una instrucción sobre el procedimiento de revisión de las actas electorales a nivel de los TED y el TSE. “Es necesario especificar quién puede hacer modificaciones, que éstas sean reflejadas en la observación del acta y que se anule cualquier acta que incurra en alguna de las causales de anulación establecidas por la ley”, se lee en el informe.

Después del 10 de noviembre, el expresidente Evo Morales cuestionó a la OEA y a la auditoría que hizo a los comicios del 20-O. El exmandatario llegó a afirmar que el “único fraude” fue el de esa organización.

No obstante, la misión de la UE avala el reporte de la auditoría de la OEA y en sus páginas replica las conclusiones de ese trabajo, respecto: al sistema informático, la cadena de custodia, la legalidad de la integridad de los formularios de resultados y da cuenta del análisis estadístico de los resultados finales, que “mostró que el último cinco por ciento de los resultados tenía una tendencia estadísticamente improbable en la ampliación de la diferencia hasta sobrepasar el 10 por ciento”.

“Las irregularidades fueron tales que el equipo de auditoría llegó a la conclusión de que no podían confiar en los resultados de las elecciones y que debía celebrarse un nuevo proceso electoral”, dice el reporte de la misión de la UE.

Por otro lado, esa misión realizó 25 recomendaciones, entre ellas que el TSE y los TED cumplan con su deber legal de monitorear no sólo los límites de tiempo y espacio de la publicidad electoral (pagada y gratuita) en los medios, sino también el contenido.

La misión también considera que el ente electoral debería desarrollar “una estrategia de comunicación coherente” para mejorar su capacidad de compartir, de forma íntegra, sus decisiones con el público.

Observaciones y recomendaciones

Informe Final En el Informe Final de la Misión de Expertas Electorales de la UE (Unión Europea) se indica que el gobierno de Evo Morales “decidió ignorar los límites al mandato presidencial establecidos en la Constitución y el resultado del referéndum celebrado el 21 de febrero 2016, que rechazó su candidatura para un cuarto mandato consecutivo”.
Credibilidad En el reporte de la misión de la UE se indica que a lo largo del proceso electoral “creció la percepción acerca de la progresiva politización y pérdida de capacidad técnica del TSE (Tribunal Supremo Electoral)”.
Rasgo En el documento se señala también que las elecciones del 20 de octubre se caracterizaron “por un contexto de baja confianza pública en la mayoría de las instituciones estatales, incluyendo el TSE y el Poder Judicial”.
Cómputo En el informe se indica que el TSE y los TED “mostraron graves carencias en el manejo del cómputo de resultados”. “El TSE no emitió un reglamento o instrucción sobre el procedimiento para resolver las numerosas deficiencias que se presentaron en las actas electorales”, se lee en el documento.
Transparencia En el reporte de la misión de la UE también se lee que el TSE “demostró una falta de transparencia absoluta, que es fundamental para garantizar la confianza pública en la integridad del proceso electoral”.
Normativa En el documento se expresa que el TSE “no tomó ninguna medida efectiva para hacer cumplir la normativa de campaña, en particular por parte del gobierno y el presidente en ejercicio”.
TREP En el informe se indica que después del anuncio de los resultados preliminares la noche electoral, “el TSE ordenó de forma incomprensible y alarmante que el TREP detuviera el procesamiento de resultados sin dar ninguna explicación al respecto”.
Obras y campaña La misión de la UE recomienda a la Asamblea Legislativa considerar prohibir la inauguración de obras públicas en un periodo específico antes de las elecciones.
Definiciones En el informe de la misión se considera que se “debería especificar qué se entiende por propaganda gubernamental, estableciendo como únicas excepciones las previstas en el artículo 28 del Reglamento sobre Propaganda y Campaña Electoral, que incluye la difusión de mensajes de información públicas sobre salud, servicios públicos y protección civil en situaciones de emergencia, entre otros”.
Dimisiones La misión sugiere que sería importante que la ley estableciera un mecanismo para permitir renuncias de candidatos elegidos en las elecciones primarias.
Límites En el informe de la misión se indica que “sería deseable establecer límites generales” a las donaciones y a los gastos de campaña.
Criterios En el reporte se lee que el Gobierno debería establecer criterios justos y transparentes en el uso de los fondos públicos, para la contratación de espacios de publicidad oficial en los medios.
Fake news En el documento también se recomienda considerar medidas para combatir la presencia de noticias falsas que afectan a la campaña en las redes sociales. Estas podrían incluir: programas de alfabetización y sensibilización digital, además de establecer acuerdos de cooperación entre el TSE y redes sociales.
Observadores La misión sugiere que “sería necesario enmendar el Reglamento de Observación para reducir los requisitos de registro de los observadores nacionales a fin de facilitar su participación”.
Sin cortes En el informe se considera importante que la transmisión de resultados preliminares “se haga público desde el inicio del proceso y sin interrupciones”.

Pagina Siete.