Precariedad en vías urbanas

12

Se observa El mal estado y precariedad en algunas avenidas, donde existe un total descuido.

Un recorrido por las calles y avenidas del centro paceño, realizado por EL DIARIO, evidenció el mal estado y precariedad de las vías urbanas. Los baches, ondulaciones en la capa asfáltica y desnivel de los adoquines se extienden por los tradicionales barrios paceños.

El mal estado de las calles y avenidas provoca la molestia de vecinos y conductores de vehículos del transporte público y privado, en vista que el estado de las vías dificulta el tránsito peatonal y de motorizados.

EL DIARIO recorrió por las zonas de Villa Fátima, Miraflores, Sopocachi y el centro confirmando la versión de los vecinos.

En la zona de Sopocachi, la Belisario Salinas, Campos, Sánchez Lima, 20 de Octubre, Pinilla, Abdón Saavedra, entre otras, presentan hundimientos, baches, huecos, desgaste prematuro de la capa asfáltica, además del deterioro del adoquinado.

En Villa Fátima y Villa El Carmen, las avenidas de las Américas y Ramiro Castillo, entre la plaza Villarroel, el barrio Minasa y la tranca de Urujara, se encuentran descuidadas, carecen de señalización, las cunetas están destrozadas y en otros tramos no existen aceras.

“Desde la avenida de las Américas, pasando por la Plaza del Maestro, Chuquiaguillo, hasta la extranca de Kalajahuira, (salida a los Yungas) se presentan las mayores dificultades”, dijo Juana Quispe, vecina.

En Miraflores, el problema es recurrente en las calles Argentina, Honduras, que, entre otras, también confrontan los mismos problemas.

En pleno centro paceño, desde la avenida Montes, Mariscal Santa Cruz, Arce, El Prado, hasta llegar a San Jorge, la capa asfáltica presenta profundos hundimientos, “lomos de burro” y baches.

En el recorrido, se evidenció que en la zona Max Paredes, los baches se extienden por la calle Chuquisaca, Boquerón, Graneros, Gran Poder, Eloy Salmón, Bueno, entre otras.

En el trayecto de la calle 1 hasta la 17 de la zona de Obrajes, EL DIARIO pudo evidenciar que las vías, también se encuentran en pésimo estado, por falta de mantenimiento.

También en las calles 21 de Calacoto, final Kantutani, Belisario Salinas, avenida Francisco Bedregal, el sector de la “Cancha Fígaro”, se presentan baches y “lomos de burro” en el asfalto.

Este destrozo de la infraestructura vial pone en peligro la seguridad de los conductores, pero además daña los motorizados por la profundidad de los baches y las deformaciones existentes en la capa asfáltica.

MUNICIPIO

El secretario municipal de Infraestructura Pública, Rodrigo Solís, informó que en La Paz cada día se tapan al menos 400 baches, siendo las zonas de Sopocachi, Central y Sur las que presentan mayores problemas, por los trabajos que realizan las empresas de servicios de gas, electricidad y agua.

En este sentido, criticó que las empresas de servicios, cuando realizan trabajos de conexiones, no dejan las aceras y vías en las mismas condiciones, en las que se encontraban antes de ejecutar sus obras. “Lamentablemente, por lo general, nos dejan las calles con hoyos, baches y hendiduras que después representa un costo económico para el Municipio”, dijo.

En este sentido, para paliar estas deficiencias viales, recordó que desde hace dos años se aplica en la urbe paceña el programa “Cazabaches”, para lo cual se tiene una línea directa en la Red 114 para atender la demanda de la población.

USO DE MATERIALES

La Sociedad de Ingenieros de Bolivia (SIB) observó la calidad del asfalto que se utiliza para esa labor, pues apenas tiene una duración de un par de semanas y nuevamente se presentan las rajaduras; el deterioro vuelve a presentarse originando ondulaciones y huecos de mayor tamaño.

Según los parámetros de la SIB, lo correcto es limpiar al menos 10 metros cuadrados alrededor del bache y colocar una capa asfáltica de gran resistencia de por lo menos 0,5 centímetros de espesor. Por esta razón y otras, las calles presentan rajaduras y hundimientos. Un buen asfalto debería durar al menos 15 años.

La SIB también observa la falta de controles calidad, verificación, penetración, viscosidad, ductilidad, tenacidad, entre varios, otros aspectos del asfalto que se utiliza.

En la Unidad Operativa de Tránsito de La Paz se informó que el tema del mantenimiento de calles y avenidas no es de plena competencia del Municipio, empero admitieron que las ondulaciones o baches también provocan embotellamientos, como en la Buenos Aires, Murillo y otras.

El Diario