Filas masivas, intervención policial y denuncias marcan un día histórico

20

Todos coincidieron en que ayer fue una jornada histórica. A diferencia de anteriores eventos electorales, miles de bolivianos asistieron desde muy temprano a las urnas para elegir al nuevo presidente del país. En las nueve regiones, las autoridades locales destacaron la masiva asistencia de los ciudadanos hasta antes del mediodía.

Parecía una jornada electoral tranquila. Pero, a media mañana, policías del grupo Delta realizaron una intervención a la casa de campaña C47 del partido Bolivia Dijo No (BDN), ubicada en la Villa Primero de Mayo de la ciudad de Santa Cruz. En el operativo, 106 personas fueron aprehendidas y trasladadas hasta las celdas de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) por incumplir el auto de buen gobierno que impide las reuniones en jornada electoral.

Vecinos que vivían cerca del lugar subían videos y fotos para denunciar que los policías lanzaron gases lacrimógenos de forma indiscriminada y sin pensar en los niños que viven en las casas aledañas. En la tarde, la Policía informó que las 106 personas fueron arrestadas porque consumían bebidas alcohólicas.
Los policías del grupo Delta trasladan a los 106 detenidos, ayer en la ciudad de Santa Cruz.
Foto:APG

Representantes de Bolivia Dijo No denunciaron que la intervención fue arbitraria y abusiva. Indicaron que los que fueron detenidos se reunieron para coordinar los refrigerios de los delegados del partido.

Para evitar enfrentamientos, la casa de campaña del MAS en la urbe cruceña se encontraba con un masivo resguardo de policías. En los municipios rurales y urbanos de Santa Cruz, los vecinos asistieron desde muy temprano a las urnas. En zonas como el Plan Tres Mil y Villa Primero de Mayo, cientos de vecinos madrugaron y tomaron las calles en familia.

En municipios rurales como Ascensión de Guarayos, la restricción vehicular no se cumplió. Los pobladores se trasladaron en motos a sus recintos.

En Tarija, los ciudadanos también visitaron los recintos desde las 8:00. “A diferencia de anteriores votaciones, en esta ocasión, los ciudadanos fueron a votar desde muy temprano y no dejaron todo para la última hora”, dijo uno de los representantes del Tribunal Departamental de Tarija.

En Oruro, Chuquisaca, La Paz, Potosí, Beni, Pando y Cochabamba, miles de ciudadanos también decidieron no dejar para última hora su participación en la votación para elegir a un nuevo presidente entre nueve opciones. Este panorama fue subrayado por el Tribunal Supremo Electoral. En la evaluación del mediodía, la presidenta de este ente, María Eugenia Choque, destacó que en las primeras horas se registraron filas y se observó una respuesta positiva de los electores.
Decenas de vecinos realizan filas y buscan mesas de sufragio, ayer en la mañana en la ciudad de La Paz.

Una jornada de denuncias

En Bermejo, en horas de la mañana, varios ciudadanos alertaron el acarreo de personas. Pero la denuncia fue descartada por el TDE de Tarija. “Vimos a gente con MAS, parece que era voto carretilla y tenían boletas”, comentó Óscar Humberto Barriga.

En la ciudad de Tarija también denunciaron varias arbitrariedades de los jurados por anular votos a dos personas, una por usar su celular y otra por doblar mal la papeleta.

En inmediaciones del mercado Campesino se hallaron dos vehículos con permisos falsificados. Los conductores fueron remitidos a la Felcc por falsificación de material del Órgano Electoral.

En el colegio San Luis de Tarija, una persona emitió su voto en una mesa incorrecta, luego fue a otra para volver a sufragar, contaron los ciudadanos. Una representante del TED explicó que el voto será anulado al último mediante un sorteo.

En la ciudad de Oruro, en la mesa 5 del colegio Bolivia, vecinos denunciaron la pérdida de 50 papeletas. Contaron que cerraron la urna, pero los afectados exigían sufragar.

En municipios de La Paz y Cochabamba, los ciudadanos se quejaron por la desinformación. Muchos denunciaron a través de redes sociales cambios arbitrarios de mesas y recintos de votación. Otros alertaron que llegaron a sus recintos y se enteraron que otra persona votó en su lugar. Según la Policía de Tarija, 26 vehículos fueron retenidos ayer por circular sin permiso. En Potosí, la fiscal Roxana Choque dijo que retuvieron a 118. Así se vivió una jornada histórica.

La Paz: “votaron” familias íntegras

En La Paz, la jornada se vivió con normalidad aunque con bastante desinformación y con mucho comercio en las calles.

Las familias acudieron a las urnas hasta con miembros de cuatro generaciones. “Vinimos con mis bisabuelos, mis abuelos, mis padres y yo”, contó Gabriel, un adolescente de 15 años. Dijo que pese a no emitir su voto, acompañó a toda su familia en el colegio Agustín Aspiazu de la zona de Sopocachi.

Cochabamba: hubo quejas por cambios

Cientos de personas de Cochabamba reclamaron ayer porque se enteraron que fueron reubicados en otros recintos y mesas. Se reportaron protestas y hasta discusiones.

En el penal de El Abra, internos del Movimiento Al Socialismo (MAS) informaron que controlaban las mesas para que no haya fraude. Aseguraron que de los 900 privados de libertad que se encuentran en ese recinto, sólo 500 emitieron sus votos.

Cobija: enojo por lentitud de jurados

En Cobija (Pando), la ciudadanía estuvo susceptible ante la lentitud de los jurados electorales que atendían las mesas de sufragio.

“Muchas personas se molestaron porque los jurados trabajaban muy lentos y se registraban largas filas”, dijo la notaria de recinto de una unidad educativa en la capital pandina, donde se reportaron 38.384 electores. En ese departamento, el padrón contó con 72.580 habilitados en los 15 municipios,

En Oruro se pierden papeletas

Vecinos de la zona Sur de Oruro, que debían sufragar en la mesa 5 de la unidad educativa Bolivia, denunciaron que se perdieron 50 papeletas de sufragio. “Me han enviado a la mesa 5 y me dicen que cerraron la mesa porque se perdieron boletas”, dijo una ciudadana.

Ante esa situación, varios jóvenes decidieron quedarse en diferentes recintos y controlar las urnas electorales hasta el final de jornada.

Potosí: se “respiró” mucha tranquilidad

En Potosí, la jornada electoral se llevó con total normalidad pese a las advertencias del Comité Cívico con empapelar los recintos electorales con el lema “Potosí Federal”.

“No hubo nada anormal. Más bien, muchas personas participaron desde muy temprano. Ya para el mediodía teníamos más del 70% de los registrados que ya vinieron para emitir su voto”, informó una de las delegadas de mesa de la escuela 31 de Octubre.

Tarija: las fronteras estaban abiertas

El Comando Departamental de la Policía de Tarija dijo que las fronteras se mantuvieron abiertas y se realizaron controles del ingreso de vehículos.

Waldemar Peralta, candidato a diputado por Comunidad Ciudadana (CC), lamentó que Migraciones incumplió un decreto departamental y alertó que temen el “acarreo” de personas en las elecciones. El gobernador, Adrián Oliva, lamentó que el Gobierno no haya cumplido con el cierre de fronteras.

Chuquisaca: sin silencio electoral

En poblaciones de Chuquisaca, como Yotala y Tarabuco, los vecinos denunciaron que varios partidos infringieron la norma del silencio electoral e indicaron que se observaron carteles de tres partidos políticos.

En el municipio de Tarvita, varios pobladores reportaron el traslado de personas de una comunidad a otra.

La Fiscalía Departamental de Chuquisaca dijo que tres personas fueron arrestadas por vulnerar el auto de buen gobierno en Sucre.

Indígenas siguen en vigilia en Santa Cruz

Entre carpas, colchas, machetes y sombreros, el sol de la jornada electoral descubrió a los marchistas indígenas en vigilia en la plaza 24 de Septiembre. “No nos vamos a ir de aquí porque no tenemos dónde ir”, comentó Joaquín Orellana, presidente de la X Marcha Indígena.

La Policía intentó persuadirlos para que se desplacen del centro histórico cruceño. Pero, los marchistas fueron contundentes e indicaron: “No nos iremos y si nos sacan, será otra Chaparina”.

Beni: circulación de motos sin control

En el barrio San Juan del municipio beniano de Riberalta, los vecinos contaron que las motos circularon con normalidad y sin ningún tipo de control.

En la comunidad indígena Cairo II en el pueblo de Baures se cerró la primera mesa electoral del departamento beniano.

En Trinidad, en cinco recintos, delegados de Comunidad Ciudadana denunciaron que representantes del MAS manejaban las listas del padrón electoral.

Pagina Siete.