Ante ausencia de control hubo negocio de transporte

4

En la localidad de Viacha, minibuses, móviles y taxistas trabajaron en un clima de normalidad pese a la vigencia del auto de buen gobierno, debido a la falta de policías y control, según pudo evidenciar EL DIARIO.

Choferes del transporte interprovincial y urbano prosiguieron con su trabajo, a diferencia del sector urbano donde los policías y cadetes de la Academia de Policías se dieron “cabeza con cabeza”, para controlar que no se infrinja la normativa. En el área rural fue diferente.

“¿Maestrito, cuánto hasta la Ceja?” fue la interrogante repetida que realizaban las personas en la carretera a Viacha, donde los diferentes vehículos que portaban el permiso del TSE, se dieron a la libre tarea de transportar con fines de lucro y de manera libre, sin restricción de un municipio a otro.

La Sala Plena del Tribunal Supremo Electoral (TSE) emitió la Resolución TSE-RSP-ADM N° 0467/2019, en la que se estableció la siguiente prohibición: “Desde las 00.00 hasta las 23:59 horas del día de la Elección queda prohibido el traslado de electoras y electores de un recinto a otro, por cualquier medio de transporte. En caso de presentarse este hecho se remitirán antecedentes al Ministerio Público, conforme a lo dispuesto en el artículo 238, inciso i) de la Ley Nº 026 del Régimen Electoral”.

EL DIARIO comprobó que ayer esta disposición fue vulnerada en reiteradas oportunidades.

INFRACTORES

Algunas placas de control registradas por EL DIARIO de vehículos que recogían pasajeros y cobraban montos mayores a Bs 20 son: 1318-PDB, 2343-RNA, 2045-KFC, 3149-BNG, 2151-CUP y dos vehículos sin placas de control, además de cinco minibuses con vidrios “raybanizados”, los cuales no solo excedían la velocidad, sino transportaban pasajeros, ante la total ausencia del control policial.

En el recorrido de la carretera a Viacha solo se evidencio la presencia de tres efectivos policiales quienes se encontraban en motocicletas sin rosetas de permiso, al igual que dos uniformados que manejaban motorizados sin el permiso correspondiente, confiados de estar portando su uniforme policial.

“Es el colmo, cómo hacen lo que les da la gana, en Viacha se ha visto nadie controla; no podemos caminar, porque llegan vehículos de una y de forma rápida, nadie los está controlando, nadie les pide sus permisos y sobre todo; nadie vigila en carretera, nadie sabe si esos permisos son reales, chutos (…). Es raro que en esta ciudad exista tanto móvil (radiotaxis) con números de teléfono que corresponde a La Paz, de paso están trasladando pasajeros no solo de un tramo a otro, los están llevando a El Alto y de ahí retornan a Viacha, ¿qué está pasando?”, cuestiono Francisco Nina, vecino de la visitada localidad que protegía a su nieta, quien estuvo a punto de ser atropellada por uno de los minibuses que circulaba ofreciendo sus servicios a El Alto por la suma de Bs 5.

EL DIARIO pudo comprobar que no la gente se acercaba a solicitar el servicio y se trasladaba de un municipio a otro y en todo el recorrido de la carretera a Vicha, el comercio y los móviles hicieron realizaron una dinámica como en cualquier día normal.

El Diario.