Panificadores mantienen el estado de emergencia

1

Los panificadores de El Alto aceptan condiciones para mantener precio del pan de batalla hasta fin de año, pero exigen que la Empresa de Apoyo a la Producción de Alimentos (Emapa), cumpla la dotación de harina para esta ciudad, por lo que todavía mantienen el estado de emergencia, según el ejecutivo del sector Eulogio Chávez.

El dirigente explicó que a la fecha la dotación de harina por parte de Emapa, no se está cumpliendo con establecido, con las diferentes asociaciones para la elaboración del pan de batalla, lo que debe. Más de 700 panificadores se encuentran preocupados por esta falta de responsabilidad de las autoridades de esta empresa.

“Esta deuda por parte de Emapa, se viene arrastrando desde el mes de enero de la presente gestión, donde a pesar de las notas que hemos enviado a la gerencia de esta empresa, hasta la fecha no tenemos una respuesta como para que nos garanticen la entrega total de harina que nos debe, donde la cantidad de harina que está pendiente para su entrega es de 79.000 quintales solo para El Alto”, explicó Chávez.

ESTADO DE EMERGENCIA

Producto de este incumplimiento por parte de Emapa, los más de 700 panificadores de El Alto, organizados en aproximadamente 15 asociaciones, acordaron continuar con el estado de emergencia que declararon en días pasados por el incumplimiento, actitud que se mantendrá hasta que se entregue los más de 79.000 quintales.

PRECIO DEL PAN DE BATALLA

Con relación al precio el pan de batalla, que se mantendrá hasta el 31 de diciembre del presente año, los panificadores de la ciudad de El Alto, también aceptaron al igual que sus otras organizaciones a nivel nacional, el cual se ha decidido mediante a través de la Confederación de Bolivia.

Sobre el tema el gerente de Emapa, Eduardo Wilde, señaló que el objetivo de este convenio es garantizar la estabilidad en la provisión del pan de batalla en las 7 federaciones del país y de esta forma lograr que no exista la especulación en el precio de la unidad de este producto de la canasta familiar.

Por el momento, hasta el 31 de diciembre de este año, el precio de la unidad del pan de batalla se mantendrá en 0,50 en La Paz y El Alto, mientras que en Bs 0,40 en Oruro y Chuquisaca, y en el costo actual en el resto de las otras regiones.

A pesar del problema de la dotación de harina en la ciudad de El Alto, se ha desvirtuado toda especulación en la población de una inminente subida del precio de este producto en el caso de la urbe alteña, que fue anunciado por sus dirigentes.

El Diario.