La Fiscalía admite la demanda contra Luis Arce por el caso Gestora

2

La Fiscalía admitió la demanda penal en contra del exministro de Economía y actual candidato a la presidencia por el MAS Luis Arce Catacora, por la presunta estafa cometida en los contratos de adquisición del software para la Gestora Pública de la Seguridad Social de Largo Plazo, informó ayer el gerente de la entidad pública Sergio Flores

Flores se presentó ante la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) para prestar su declaración en calidad de denunciante; en ese marco, Arce fue acusado por los delitos de estafa, incumplimiento de deberes, contratos lesivos al Estado y conducta antieconómica.

«Hemos sido notificados formalmente por el Ministerio Público a través de la Fiscalía General del Estado para comunicarnos que la denuncia penal contra el señor (Luis) Arce Catacora y los funcionarios intervinientes en estos contratos fue aceptada. Así la denuncia ha sido admitida por el Ministerio Público”, sostuvo Flores.

De acuerdo con información de la Gestora Pública, Arce es denunciado por el delito de estafa, el cual habría sido cometido en la presunta compra del software de administración del Sistema Integral de Pensiones (SIP) para la entidad pública, la cual, según la denuncia, fue en realidad un alquiler por el derecho de uso del programa informático.

“El contrato establece en sus primeras cláusulas la compra del software, pero en el punto siete cambia la figura e indica que el Gobierno de Bolivia reconoce la propiedad de la empresa sobre el software y se prohíbe la modificación del programa, mostrando que no es una compra, sino un alquiler”, explicó en anterior ocasión Flores.

Según el gerente de la Gestora, el próximo paso es que “Arce dé la cara para que responda por los contratos irregulares, los sobreprecios y otros hechos de corrupción que causaron un daño económico al Estado de 14 millones de dólares”, precisó Flores.

Flores detalló que las auditorías que realizó la institución arrojaron presuntos indicios de corrupción por dos contratos que se realizaron. Uno el año 2017, por cinco millones de dólares, de los cuales se erogaron tres millones de dólares sin que se haya entregado ningún producto y del cual no habría supuestamente boletas de garantía; y el segundo contrato por cerca de 11 millones de dólares con la empresa colombiana Heinsohn, quel fue firmado tres días después de las elecciones del año pasado, el cual es observado por estafa.

La autoridad detalló que se presentarán a la Fiscalía las pruebas pertinentes emergentes de las auditorías realizadas para que se hagan las investigaciones correspondientes, por lo que aseguró que también se abrirán las puertas de la institución para que las instancias judiciales hagan las investigaciones que correspondan.

Pagina Siete.