FmBolivia
Radio FmBolivia

Hay 600 salubristas de CNS con Covid, el Obrero sigue en crisis

2

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

Médicos, enfermeras y funcionarios de otras áreas del Hospital Obrero de La Paz salieron ayer desde muy temprano a bloquear la avenida Brasil. Los profesionales de salud alertaron el incremento de contagios entre el personal; además, pidieron más equipos de bioseguridad y demandaron la reposición del personal faltante. Según la Caja Nacional de Salud (CNS), hasta la fecha se contagió el 33% del personal de esta entidad en La Paz que equivale a cerca de 600 trabajadores.

“Entre el 80% y 90% de nuestro personal (en el Hospital Obrero) se encuentra con baja médica, la mayoría es porque dio positivo al Covid-19. Fue también afectado hasta personal de enfermería y de administración”, dijo uno de los trabajadores que ayer salió a protestar.

Se trata de la segunda movilización que se desarrollará este mes. Los profesionales mantienen las mismas demandas. En la anterior manifestación, los médicos pidieron que el Obrero se mantenga como un establecimiento quirúrgico y ayer realizaron el mismo pedido.

“El Hospital Obrero era un centro libre de Covid-19. Se supone que los pacientes de la CNS deberían internarse en el Hospital Santiago Segundo de El Alto, pero su capacidad se sobrepasó por completo y los enfermos son enviados al Obrero”, dijo otro médico.

Para atender casos de Covid-19 en el Hospital Obrero se habilitó el segundo piso de este nosocomio. Una de las enfermeras -que optó por guardar su nombre en reserva- dijo ayer que trabajan con personal reducido y están más expuestos a una carga viral mayor.

“Lo peor y más decepcionante es que nuestras autoridades no vienen, no saben en qué condiciones estamos trabajando. Nuestras mismas colegas están falleciendo por falta de Unidades de Terapia Intensiva (UTI). El miércoles queríamos quejarnos”, explicó.

La enfermera dijo que el hospital colapsó y ya no se puede recibir a más personas ni a sus colegas. “A ninguna de mis cuatro compañeras que dieron positivo las recibieron, las trataron y las despacharon a sus casas. Para los casos graves se habilitaron balones de oxígeno en urgencias, sólo nos queda atender en las sillas y en las gradas de las camillas porque ya no hay espacio”, afirmó.

El gerente de Salud de la CNS Cristian Aguilar reconoció que el equipo que está “en el frente” corre un mayor riesgo. “Creo que el 25% esta contagiado y nosotros no estamos exentos de ello. Sólo en La Paz superamos las 600 bajas de aquellos trabajadores en salud que son los que manejan las camillas y se encargan de la limpieza. Se registraron también enfermeras, licenciadas, bioquímicas y médicos”, dijo.

El profesional explicó que el personal afectado de La Paz suma el 33% y que es mayor a la media mundial de personal médico infectado, que se encuentra entre el 23 y el 25%.

“Ellos deben estar entre 14 a 21 días en casa y guardando cuarentena. No tenemos pruebas (para) confirmar que superaron la enfermedad y pedirles que después puedan retornar a trabajar”, declaró el funcionario.

De acuerdo con Aguilar, otro problema que causó la falta de personal fue el permiso laboral para personas mayores de 60 años, para los que tengan una patología de base o tengan hijos menores de cinco años. “Algo que nos afectó profundamente es el hecho de que personal mayor o con enfermedad especial puedan acogerse a una baja especial. Más de la mitad de nuestro personal optó por esa vía”, agregó.

Consideró “casi imposible” reponer al recurso humano. “Estamos hablando de especialistas como intensivistas, neumólogos, infectólogos y otros que (son muy pocos). No podemos conseguir ni 10 personas y muchos no quieren trabajar ante el riesgo en esas áreas”, explicó.

Aguilar reconoció además que con el “poco personal que queda”, los funcionarios deben trabajar en doble turno y más horas de las habituales.

“Todos los días lidiamos con conseguir recursos humanos, debemos atender más bajas. Por ejemplo, en el Hospital Luis Uría de la Oliva, queríamos abrir 20 nuevas camas, pero ya tenemos 82 infectados. La situación es terrible y dramática”, explicó.

Las movilizaciones y las demandas

Riesgo Personal del Hospital Obrero se concentró ayer en inmediaciones del nosocomio de tercer nivel -que ya se declaró colapsado- para exigir material de bioseguridad frente al incremento de casos positivos de coronavirus en sus filas.
Medida Pese a que el Hospital Obrero no fue habilitado para pacientes con coronavirus, en la sala de urgencias hay de 15 a 20 camillas con pacientes contagiados, sospechosos y con otras dolencias. “Todos están mezclados porque no hay más espacio”, dijo un médico.
Situación Ante la falta de atención de la Caja Nacional de Salud (CNS) para centenares de sus asegurados y personal médico con coronavirus, el Gobierno anunció ayer que se “tomarán determinaciones” porque “no puede ser que dejen sin atención a los asegurados”.

Pagina Siete.

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

Comentarios
Cargando...

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee mas