FmBolivia
Radio FmBolivia

Índices de violencia infantil aumentaron en Santa Cruz

16

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

En tres delitos que atentan contra la vida de menores de 18 años, el departamento de Santa Cruz registró mayores índices de violación de infantes y adolecentes; además de estupro y abusos sexuales, en los primeros seis meses de la gestión, según datos proporcionados por el director nacional de la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (Felcv), Miguel Mercado, quien anunció la implantación de tres unidades antiviolencia en la región cruceña para combatir este delito.

Las agresiones contra menores de edad van en aumento; según datos de la Felcv en los primeros seis meses de este año, atendieron 293 casos de estupro; 511 casos de violación de niños, niñas y adolecente de esa cifra 300 casos se registraron en Santa Cruz y 52 La Paz; 954 casos de abuso sexual 490 en Santa Cruz y 183 La Paz.

“Santa Cruz tiene el mayor índice de estos hechos, la diferencia (con el segundo) es bastante. Vamos a hacer un esfuerzo en la capacitación, fortalecimiento y prevención de la Felcv”, aseguró Mercado.

A los casos de violaciones sumamos el registrado el pasado viernes, en la ciudad cruceña donde dos menores de edad fueron rescatas por la unidad antiviolencia, ambas confesaron haber sido víctimas de violación por parte de su progenitor, quien fue aprehendido y puesto a disposición del Ministerio de Gobierno.

Con relación al primer semestre del 2018, la Felcv atendió 1320 casos más de violencia a menores. No obstante, Mercado aseguró que esto responde a una cultura de la “denuncia”, que antes las víctimas no ejercían por temor a su agresor o a la sociedad.

No obstante, la psicóloga Guilde Mallo explicó que existen diferentes factores para analizar el incremento de violencia contra menores de edad es necesario hablar del contexto familiar y los el rol de los padres de la víctima.

“Esas familias están replicando situaciones de violencia que vivieron cuando eran niños (…) tenemos que presumir, que para hablar de las personas que están proyectando violencia necesitamos analizar su personalidad y el contexto en que vivió”, explicó.

Ambos entrevistados coinciden que el trabajo preventivo al interior de la familia es prioritario, porque una característica del agresor es la cercanía al entorno familiar de la víctima, por lo general no levanta sospechas antes de perpetuar el crimen. Aprovecha descuidos o la confianza de la madre de la menor que deja la seguridad de su niña o niño en manos de su victimario.

El pasado 16 de Julio, el tío de una menor de 18 años, en estado de ebriedad, escaló la pared de la vivienda donde se encontraba la joven, para violarla. El agresor tiene 26 años y tiene antecedentes penales de robo y robo agravado además de violencia intrafamiliar, la denuncia fue presentada por la abuela de la víctima.

Mallo explicó que después de conocer una denuncia de violación a una menor se debe hacer un estudio psiquiátrico al agresor. La victima debe ser sometida a terapia bajo dos ejes:

El primero se trata de hablar con la víctima y proyectar el problema y el recuerdo que vivió. En segundo lugar se debe realizar un trabajo multidisciplinario a cargo de un pediatra o psiquiatra para rescatar al menor del trauma que sufrió.

La población boliviana quedó consternada con el caso de un policía que violó, prostituyó, embarazó e hizo abortar a una menor de 11 años en Cochabamba, el sindicado fue identificado como Miguel Ángel Q.C., de 30 años.

La niña ayudaba a su madre en un puesto de ventas en esa ciudad. Allí fue captada por el oficial que tras ganarse su confianza la violó. Luego la obligó a comprar pastillas abortivas y después la prostituyó con sus camaradas de la institución del orden.

Miguel Ángel Q.C., junto a la menor, se dirigían a diferentes alojamientos donde, al menos seis policías, desde cabos hasta subtenientes, la vejaron sexualmente.

Datos de la Felcv señalan que en los primeros cuatro meses los índices de violencia se incrementaron en 20 % con relación al año pasado. La unidad antiviolencia atendió en seis años 200.000 casos de violencia contra menores. No obstante, muchos vejámenes se quedan en el anonimato ante el miedo a represalias del agresor hacia la víctima que prefiere callar y no denunciar el hecho.

En tanto, el Gobierno central realizó la semana pasada un gabinete de emergencia para abordar la problemática de la violencia doméstica en especial contra la mujer. Declaró prioridad nacional a la lucha contra el feminicidio y la violencia contra la mujer. Anunció la ejecución de un plan de emergencia en fases, un decálogo y dos decretos.

El Diario.

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

Comentarios
Cargando...

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee mas