FmBolivia
Radio FmBolivia

Casos de influenza activan planes preventivos en el país

2

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

El Servicio Departamental de Salud (Sedes) Santa Cruz registró 100 casos de AH1N1 confirmados por análisis de laboratorio, de los cuales se reportaron 14 víctimas, lo que puso en alerta al departamento.

Tres personas de 54, 58 y 60 años perdieron la vida en las últimas horas a causa de la influenza AH1N1 en Santa Cruz. Los últimos registros dan cuanta que suman 14 las personas que fallecieron por esta enfermedad en el departamento cruceño y se han confirmado 100 casos mediante análisis de laboratorio. Las tres últimas víctimas mortales no habrían recibido la vacuna.

Esos resultados pusieron en alerta a otras regiones del país, por lo que se promueven programas de salud preventiva. En el occidente, por ejemplo, la época de invierno golpea con mayor fuerza y se ve un aumento en el caso de resfríos, gripes e influenzas. Todos ellos presentan síntomas muy similares, por lo que puede ser difícil encontrar las diferencias basándose solo en la sintomatología.

Según menciona el portal passporthealthglobal.com, los virus respiratorios que causan el resfriado común o gripe son varios, como rhinovirus o adenovirus, se comportan de una manera semejante, no requieren de un cuidado particular, se atiende con medicamentos convencionales y las molestias ceden a los tres días, pero existen otras, como la influenza, que de no recibir ayuda médica oportuna puede causar la muerte.

PELIGROS DE LA INFLUENZA

Según la Organización Panamericana de la Salud (OPS), la Influenza es una infección viral, que afecta principalmente a la nariz, la garganta, los bronquios y, ocasionalmente, los pulmones. La infección por lo general dura una semana y se caracteriza por la aparición repentina de fiebre alta, tos seca, dolores musculares, cefalea, malestar general importante, dolor de garganta y rinitis.

El virus se transmite con facilidad de una persona a otra a través de gotículas y pequeñas partículas despedidas con la tos o los estornudos. La influenza suele irradiarse rápidamente en forma de epidemias estacionales.

La mayoría de los afectados se recuperan en una o dos semanas sin necesidad de recibir tratamiento médico. Sin embargo, en niños pequeños, personas de la tercera edad y gente que aqueja enfermedades de base, o afecciones médicas graves, la infección puede conllevar graves complicaciones del padecimiento.

El virus de la influenza, sí puede causar hospitalización y ser mortal, si no se atiende a tiempo. Las hospitalizaciones por influenza son prevenibles, pues están disponibles la vacuna y el medicamento específico antiviral.

El Centro para el Control y Prevención de Enfermedades CDC de Atlanta, identifica a tres tipos de Influenza: A, B y C. Éste último, no causa epidemias, ya que provoca infecciones respiratorias suaves.

Mientras que los de tipo A y B, por su alta transmisibilidad, pueden convertirse en pandemia, como se ha visto a lo largo de la historia.

La pandemia de influenza de 1918 fue la más grave de la historia reciente. Fue causada por el virus H1N1, del tipo A, con genes de origen aviar. No hay consenso universal respecto de dónde se originó el virus. Se irradió a nivel mundial durante 1918 y 1919.

Fue en Estados Unidos donde se detectó por primera vez durante la primavera de 1918, entre el personal militar. Se calcula que alrededor de 500 millones de personas o un tercio de la población mundial se infectó con este virus. La cantidad de muertes estimada fue de al menos 50 millones a nivel mundial y 675.000 en Estados Unidos. Indica el portal espanol.cdc.gov.

También se tiene la hipótesis que fue desarrollándose en las trincheras durante la Primera Guerra Mundial en Europa. Ya que las malas condiciones de vida e higiene de los combatientes, produjeron una mezcla de virus, los cuales fueron mutando. Mencionar que la misma sepa del H1N1, también causó la Gripe Porcina del año 2009.

PREVENCIÓN Y RECOMENDACIONES

Para evitar la enfermar por Influenza es imperioso vacunarse contra ésta enfermedad, principalmente los grupos de mayor riesgo, que son personas mayores a 60 años, menores de cinco y población con patologías de base (diabetes, cáncer, VIH, hipertensión, disfunción renal).

Para evitar un contagio, es necesario lavarse las manos adecuadamente, abrir ventanas durante unos 10 a 20 minutos para una adecuada ventilación de ambientes, comer frutas y verduras diariamente, además de hidratarse.

Se recomienda no abrigar mucho a los niños, ya que esto puede provocar sudoración; que luego hace que el menor rápidamente se enfríe. Usar alcohol en gel, solo tres veces, a la cuarta es necesario el lavado, indica el Jefe de Planificación y Epidemiología del Hospital del Tórax, José Zambrana.

Evitar aglomeraciones, en el caso de estar en lugares cerrados como en el trabajo, o cuando en la casa se tiene a un familiar enfermo. Se debe aplicar el distanciamiento social y los enfermos deben utiliza un barbijo quirúrgico, que debe ser cambiado cada vez que esté húmedo, ya que la humedad puede convertirse en reservorio, ya que los virus viven en medios húmedos. Informó el Jefe de Epidemiología del Servicio Departamental de Salud (SEDES), René Barrientos.

El Diario.

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

Comentarios
Cargando...

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee mas