Reactivos llegan a “cuenta gotas”, no cubren demanda de regiones

22

En Santa Cruz, el Sedes pide al Gobierno solucionar los problemas en el Cenetrop. En Beni se acumulan muestras y las pruebas se acaban de inmediato.

Los reactivos para realizar las pruebas de Covid-19 llegan a “cuenta gotas” al país y no cubren la demanda de los nueve departamentos. En algunas regiones hay pruebas pendientes que se acumulan y no dan abasto para atender a los pacientes que necesitan confirmar si están o no contagiados. Autoridades locales piden la dotación de más insumos que van desde reactivos hasta hisopos para obtener la muestra.

“Pedimos 15.000 y nos entregaron 800. Hicimos ahora una nueva solicitud para tener más reactivos”, dijo el director del Servicio Departamental de Salud (Sedes de Oruro), Henry Tapia. Contó que recibieron los insumos hace un par de semanas y que el stock alcanzará hasta el martes. “Esperamos el segundo lote y no sabemos cuándo nos lo entregarán. Esperamos no tener dificultades”, explicó

En Oruro trabajan con un equipo GeneXpert que procesa 40 pruebas diarias, pero la demanda de la población es mayor. Ante esta situación, los responsables incrementaron el trabajo de 12 a 18 horas diarias para emitir 60 diagnósticos.

Las autoridades orureñas solicitaron además la instalación de un laboratorio para pruebas PCR. Tapia informó que un grupo de especialistas viajó a La Paz para llevar parte del equipo. “Esperemos que la siguiente semana ya funcione este nuevo laboratorio. Sería maravilloso contar con otro equipo. Tenemos tres profesionales capacitados en el GeneXpert y PCR. Seguro necesitaremos a más personas”, afirmó.

En Santa Cruz el proceso de muestras de Covid-19 llega a casi la mitad de la capacidad del equipamiento instalado, informó el director del Sedes de esta región, Marcelo Ríos. “Si los tres laboratorios (dos públicos y uno de seguridad social) funcionaran al 100% tendríamos una producción de 1.500 pruebas diarias, pero tenemos problemas con el Cenetrop (Centro Nacional de Enfermedades Tropicales) y ahora debemos estar procesando entre 800 a 900 pruebas diarias”, informó.

Este bajo rendimiento en el procesamiento de las pruebas de coronavirus se debe a dos problemas: el primero es la carencia de insumos como hisopos y la falta de profesionales para los equipos de tomas de muestras. El segundo se refiere a los conflictos que atraviesa el Cenetrop.

“El problema no es la capacidad para procesar las pruebas, el problema es la capacidad para hacer la toma de las muestras. Para este trabajo se necesita bastante personal, llegar a las casas, tener los medios de transporte, además de los hisopos que son imprescindibles y no son fáciles de conseguir. Entonces estos detalles debemos cumplir antes de llegar a la prueba”, explicó.

Ríos indicó que el Cenetrop es una entidad dependiente del Ministerio de Salud y que la Gobernación no tiene tuición sobre este laboratorio. Sostuvo que el centro de referencia procesa un poco menos de la mitad de pruebas de la región cruceña y recibe además las solicitudes que llegan de otros departamentos. Es por eso que en las últimas semanas se saturó.

“Las muestras llegan, pero la velocidad de procesamiento no es suficiente en comparación a la demanda. Se van generando retrasos y resultados tardíos. Aparte hay que considerar las bajas médicas por pacientes contagiados que no han podido ser repuestas. El Ministerio debe informar oficialmente cuál es el problema”, explicó.

El jefe de Epidemiología del Sedes de Cochabamba, Rubén Castillo, informó que realizan entre 150 y 200 pruebas diarias a través del método PCR. “Hay mucha más demanda, pero esa es la cantidad (de reactivos) que llegan y se procesan. Como somos además laboratorio de referencia, las muestras nos llegan de todo el departamento”, dijo.

Para atender la alta demanda, la Universidad Mayor de San Simón (UMSS) implementó un laboratorio para la toma de muestras. Castillo explicó que se cuenta además con el apoyo de dos laboratorios privados.

Cochabamba tiene también equipos para emitir pruebas GeneXpert, pero que aún no cuenta con los insumos. “Esperamos los cartuchos que se deben instalar al equipo para hacer la lectura. Ahora no disponemos de ellos y seguro que el Ministerio nos dotará, ese es el compromiso. Tendríamos que ya haber comenzado esta semana, pero faltan los elementos”, precisó.

En Beni, hasta la semana pasada había 1.000 pruebas pendientes de procesar. El miércoles, el departamento recibió un lote de otras 2.000.

“No se podrá cubrir la demanda, procesamos entre 200 y 300 diarias. Al principio salían los resultados rápidos, pero ahora tenemos retraso porque procesamos menos de las muestras que hacemos”, informó Jorge Gómez, director del Sedes Beni

La autoridad de salud indicó que espera que los reactivos que llegaron puedan alcanzar hasta fin de mes. “La provisión de reactivos es ahora más continua, es más estable, parece que están llegando a Bolivia más rápido, lo difícil es conseguir un vuelo, un medio de transporte. En Trinidad -que se mantiene en cuarentena rígida- los vuelos comerciales están restringidos y sólo llegan los vuelos solidarios”, dijo.

La Paz atraviesa un conflicto porque la Gobernación se oponía a la decisión del Gobierno central de designar a René Sahonero como director del Sedes. El viernes, la autoridad renunció.

“Hay las pruebas, pero el Sedes está intervenido con la huelga de hambre de la Gobernación”, dijo Sahonero cuando estaba aún en el cargo. Aseguró que La Paz cuenta con los insumos respectivos en el Inlasa, y que además tiene una reserva.

La dirección de Inlasa informó que cuenta con insumos y reactivos. El laboratorio de referencia procesa 300 muestras por día.

Página Siete

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More