Monseñor Gualberti alerta que migrantes sufren mayor desamparo en la pandemia

9

El arzobispo de Santa Cruz, monseñor Sergio Gualberti, afirmó el domingo que los migrantes y refugiados sufren en un grado más elevado la situación de desamparo en medio de la pandemia por el COVID-19.

En la homilía realizada desde la Basílica Menor de San Lorenzo Mártir, Gualberti dijo que la propagación exponencial del COVID-19 es una grave amenaza para la vida de todos, en especial, de los sectores más vulnerables.

«Entre ellos los migrantes y los refugiados, como nos lo ha recordado ayer la celebración del Día Mundial de los Refugiados. Estos hermanos, entre ellos familias con niños, presentes también en nuestra ciudad, sufren en grado más elevado la situación de desamparo de los sectores pobres de nuestra sociedad», señaló.

Agregó que esta situación se registra por la falta de trabajo, de atención sanitaria, de alimentos de primera necesidad y por la inseguridad del alojamiento porque no pueden pagar ni siquiera su alquiler corriendo un riesgo de mayor contagio con el virus.

En los últimos años, uno de los sectores que mayor preocupación generó en este país y otros es la situación, principalmente, de los migrantes venezolanos que se vieron obligados a abandonar, de manera masiva, su territorio por la persistente crisis política, económica y social.

En mayo pasado, la Secretaría General de la Organización de los Estados Americanos (OEA) publicó un informe sobre la «Situación de los migrantes y refugiados venezolanos en Bolivia», en el que destaca la nueva política migratoria de este país con un enfoque más humano.

«El establecimiento del (nuevo) gobierno en Bolivia, liderado por Jeanine Áñez, ha generado un cambio en la política migratoria de este país y un nuevo enfoque hacia la inmigración venezolana, centrado en la flexibilización y una perspectiva más humana», remarca el reporte.

/EC/ABI