Médicos dejan Caranavi: “Nos amenazaron con quemarnos”

55

Para uno de los médicos que trabaja en el hospital municipal de Caranavi, no hay palabras para describir el dolor y el miedo que sintió la noche del martes 19 de mayo, cuando varios vecinos rodearon, atacaron y los expulsaron a él y a sus colegas. “Nos amenazaron con quemarnos, no entendían que nosotros sólo queremos ayudar”, dijo.

“Estamos muy tristes. Nosotros queremos mucho este pueblo pero estamos indignados por lo que pasó. Siempre les hemos dicho que no salgan, que se cuiden, hacíamos todo por el bien de ellos”, contó entre lágrimas otra médico, mientras se resguardaba en el hospital en espera de un bus para regresar a La Paz. En entrevista con Página Siete, la profesional aseguró que siente mucho dolor por el ataque de vecinos, pero también siente mucha pena por dejar Caranavi.

Luego de una noche de terror, 39 profesionales de salud -entre médicos, enfermeras y técnicos- ayer miércoles fueron replegados del municipio paceño de Caranavi por falta de seguridad y garantías. Horas antes, varios vecinos intentaron evitar la salida de los trabajadores de salud, incluso persiguieron la flota que trasladaba a los galenos hacia la ciudad de La Paz.

El repliegue de los médicos y el personal de salud –además de sus familias- fue ordenado por el director del director del Servicio Departamental de Salud (Sedes) La Paz, Rene Sahonero. La medida fue aplicada por la falta de garantías para el desempeño de sus funciones ante las acciones de violencia por parte algunos ciudadanos en Caranavi, aseguró.

“Hoy (miércoles) los estamos trayendo a todos, incluidas sus familias. Son unas 150 personas, incluso han amenazado a sus familias. Desde un principio he dicho que personal que sea maltratado será replegado”, dijo Sahonero.
Varios médicos y trabajadores en el hospital de Caranavi.
Foto:Caranavi Tierra Hermosa

Una noche de terror

Mientras una turba de vecinos rodeaba, amedrentaba y expulsaba a más de 15 profesionales de salud que se encontraban en un hotel, otros médicos se organizaban para salir al rescate de sus colegas en ambulancias y a pie. Amenazados, los trabajadores del hospital de Caranavi rogaban entre lágrimas piedad y tolerancia. No fueron escuchados. Estaban totalmente indefensos, en minutos los manifestantes hicieron escapar a los policías.

“Nos rescataron nuestros compañeros, bajaron desde el hospital y otros vinieron desde sus casas. La gente prendía petardos y nos gritaba. Nos decían ‘los vamos a quemar’. Teníamos mucho miedo, no había quién nos ayude, los pobladores hicieron escapar a la policía. No sabíamos cómo salir, cómo salvar nuestras vidas”, contó una de las doctoras agredidas.

Entre los trabajadores de salud que se encontraban en el hotel había galenos, enfermeras y especialistas aislados tras atender a los dos primeros casos positivos de Covid-19 en Caranavi.

Como héroes y dispuestos a dar la vida, sus colegas llegaron al lugar donde eran atacados sus colegas. “Los rescatamos y los llevamos al hospital para evitar más agresiones. Duele que uno venga a prestar un servicio y como pago reciba odio”, dijo uno de ellos.

Luego del rescate, los galenos pasaron la noche en las salas del hospital. Casi todo el día de ayer esperaron la llegada de un bus para volver a La Paz. Esas horas también fueron muy tristes.

“Somos una familia, todos son profesionales muy valiosos, con los pocos recursos que hay, ellos hacen maravillas para atender a la gente”, comentó otra funcionaria conmovida.

No sólo los trabajadores de salud que se encontraban aislados en el hotel fueron agredidos. “Varios de mis colegas que vienen en alquiler ya empezaron a ser rechazados por los vecinos. Muchos somos de La Paz y vivimos en Caranavi para cumplir nuestro trabajo, para servir a los vecinos”, dijo un galeno. No sufrimos agresiones físicas, pero si hostigamiento e insultos.

Dirigentes vecinales a galenos: Pedimos perdón de todo corazón

Luego del anuncio de repliegue del personal de salud que fue atacado y agredido por varios pobladores de Caranavi, los vecinos pidieron disculpas y ofrecieron garantías para que continúen con la atención de pacientes con Covid-19.

Los dirigentes vecinales de este municipio se presentaron en las puertas del hospital para pedir perdón por las agresiones que sufrieron por parte de grupos violentos que los encerraron en los mismos ambientes donde estaban los pacientes con coronavirus. Ofrecieron seguridad y la coordinación con las autoridades municipales. Incluso persiguieron la flota que trasladaba a los galenos.
Vecinos persiguieron la flota de los galenos.
Foto:Radio Actualidad

“La gente está mal informada, no sabe cómo actuar ante el coronavirus y ayer (martes) nos han rebasado como dirigentes (…). Pero queremos pedirles a ustedes, de todo corazón, que perdonen todas esas malas acciones que se han cometido contra ustedes, tal vez son delitos, se tiene que investigar, pero ahora queremos apoyarlos, la mayoría de los vecinos quiere a su personal de salud en Carnavi”, dijo una de las dirigentes vecinales en la puerta del hospital.

El martes se difundieron grabaciones de audio y videos de las agresiones a los salubristas que trataron a dos pacientes con coronavirus, que por seguridad se mantenían aislados. Entre lágrimas, una médica que nació en la zona pidió ayuda por las redes sociales y lamentó las agresiones de las personas con las que ella habían compartido la educación primaria.

Los representantes del sector de salud de La Paz respaldaron las denuncias de sus colegas y, por seguridad, pidieron el repliegue de los funcionarios.

El martes, varios vecinos de la zona que rebasaron a sus dirigentes comentaron que la Alcaldía y el personal médico no coordinaban bien las medidas de aislamiento de los pacientes y los lugares designados.

Pagina Siete

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More