FmBolivia
Radio FmBolivia

Se agranda brecha entre escuela y universidad

45

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

Cada año, miles de estudiantes postulan a los exámenes de admisión a universidades públicas, sin embargo, para los bachilleres resulta dificultoso pasar la prueba. El Ministerio de Educación estima que el 50 por ciento de los postulantes a universidades públicas reprueban los exámenes de ingreso.

El rector de la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA), Waldo Albarracín, atribuyó el problema a la ausencia de coordinación del sistema de educación escolar y universitario.

Manifestó que toda prueba de suficiencia presenta un determinado nivel de exigencia y la universidad pública tiene la misión de brindar una formación de calidad, por lo cual el examen de ingreso responde a esas expectativas.

“Es evidente que muchos bachilleres no logran aprobar el examen”, dijo. La autoridad universitaria atribuyó a que hay un abismo grande entre el sistema de formación escolar y el sistema de formación universitaria.

Albarracín señaló que aún existen factores deficientes en la educación boliviana, pero no deberían ser un pretexto. Sugirió que los encargados de la educación escolar y universitaria establezcan espacios de coordinación y análisis conjunto para proponer soluciones a las dificultades que tienen los bachilleres.

“No se puede endosar la responsabilidad exclusiva a determinadas autoridades, sino más bien se deben generar espacios de coordinación, análisis y educación conjunta entre ambos sistemas de educación, más allá de las atribuciones que tiene cada uno”, sostuvo.

Atribuyó que la ausencia de coordinación genera un desfase que se hace evidente en las pruebas de ingreso a la UMSA e incluso en estudiantes que pasaron la prueba de admisión presentan dificultades en las aulas universitarias.

De acuerdo con Albarracín, la educación en Bolivia no evolucionó de la forma esperada; afirmó que no se puede hablar de una baja en el nivel educativo, pero sí de un estancamiento, porque no ha evolucionado de acuerdo con las aspiraciones que tiene el país.

Por su parte, el secretario ejecutivo del Magisterio Urbano de La Paz, Leandro Mamani, lamentó que en los últimos años no se haya medido la calidad educativa en el país y a pesar de que en esta gestión el Gobierno anunció dicha medición. El dirigente señaló que hasta el momento ninguna instancia de medición ingresó a las unidades educativas para realizar su trabajo.

El problema de la educación –dijo– radica en la falta de preparación de los estudiantes en la teoría y práctica. A razón de ello el ingreso de los estudiantes a las universidades se torna dificultoso, porque existe una importante brecha entre la educación escolar y universitaria.

“Hemos podido constatar en los hechos que las universidades reciben estudiantes muy poco formados, porque hemos tenido que adecuar el diseño curricular a temas gubernamentales, como la agenda 20-25 y maestro que no aplique esta disposición será procesado”, manifestó.

Mamani apuntó que aún no se pudo ligar la teórica y práctica, porque el Gobierno prioriza los proyectos socioproductivos que están alejados de la realidad.

En la inauguración del año escolar de esta gestión, el presidente del Estado Plurinacional, Evo Morales, dio inicio a las labores educativas bajo la consigna de ser modelo educativo de Latinoamérica y el mundo.

El mandatario enfatizó que el 2019 es el año de la evaluación de la calidad educativa en Bolivia, por parte de la Unesco, para conocer el estado de situación del sector en el país y atender las mejoras que se deben asumir en el Sistema Educativo Plurinacional.

El Diario.

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

Comentarios
Cargando...

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee mas