FmBolivia
Radio FmBolivia

Sector privado cuestiona propuesta de COB y apela al convenio 131 de OIT

14

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

La Confederación de Empresarios Privados de Bolivia (CEPB) hace conocer su “extrema preocupación” por la propuesta de incremento salarial planteada por la Central Obrera Boliviana (COB) al Gobierno y solicitó una reunión con el presidente Luis Arce para presentar la posición del sector privado sobre este tema, apelando al Convenio 131 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), según un comunicado de esta instancia gremial.


El 2021 la inflación alcanzada no llegó a 1 %, debido a los precios bajos de los productos que se registraron, provocado por el creciente contrabando, debido a los valores pode debajo de la producción nacional, y no por políticas gubernamentales, indicaron tanto empresarios como economistas.


Es por ello que los empresarios indicaron que no hay lugar al pedido de la Central Obrera Boliviana (COB), aliada del Movimiento al Socialismo (MAS), por ello las palabra del Presidente Luis Arce al momento de recibir el pliego petitorio, “nuestra COB”.


Dijo que analizarán responsablemente la petición, y para ello se formarán mesas de trabajo para que se debatan todas las demandas del sector trabajador; mientras los empresarios exigen la aplicación del Convenio 131 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), que promueve los diálogos tripartitos, entre Gobierno, trabajadores y empresarios para analizar temas sociales.


Ayer, la Confederación de Empresarios Privados de Bolivia, como máxima representación del sector empresarial del país, y ante la propuesta de incremento del 10 % al salario mínimo nacional y 7 % al salario básico, entregada por la dirigencia de la Central Obrera Boliviana al Señor Presidente del Estado, se mostraron preocupados, por el desconocimiento de la situación crítica de las empresas y los pequeños emprendimientos.


«Manifestamos nuestra extrema preocupación por esta demanda, que ignora la grave situación en la que se encuentran las empresas, emprendimientos y unidades productivas del país, por los efectos sostenidos de la pandemia, a lo que se suma hoy la gran incertidumbre mundial respecto al rumbo de la economía», señala el comunicado de la entidad empresarial.


Los empresarios dicen que alarma mucho más, la falta de compromiso de la dirigencia de la COB con los miles de trabajadores y trabajadoras que han ingresado en la informalidad, han perdido sus fuentes laborales o las van a perder, si se sigue ejerciendo presión salarial sobre los empleadores con incrementos imposibles, que van a forzar el cierre de las unidades productivas que hoy generan y sostienen más del 70 % del empleo digno en el país.


Hace poco, en la Cumbre por la reactivación de la economía boliviana, la presidenta de la Cámara Departamental de la Pequeña Industria de Cochabamba, Luz Mary Zelada, dijo que las leyes provocan una carga social e impositiva fuerte sobre las espaldas de los pequeños emprendimientos, al tratarlos como si fueran grandes empresarios.

PROBLEMAS
El comunicado señala que los problemas económicos y la disminución de recursos, que afectan a las empresas de todos los rubros y regiones, alcanzan también a las universidades, gobernaciones, alcaldías y otras instituciones del Estado, y no pueden resolverse imponiendo más cargas sobre los que generan empleo ni adoptando medidas como las del incremento salarial, que solo benefician al 17 % de los trabajadores, en detrimento del resto.


Ante ese panorama adverso, en el marco del Convenio 131 de la OIT, respecto a la obligación de consultas exhaustivas a los empleadores y los trabajadores para fijar el salario mínimo, considerando que se dio la oportunidad a la COB para presentar sus argumentos y su propuesta, solicitan el mismo trato para el sector empresarial, y piden ser recibidos por el Señor Presidente del Estado Plurinacional, para hacer conocer su posición, señalan.


Ya en la Cumbre abogaron por la alianza pública privada y un mayor diálogo para abrir los espacios de la reactivación de la economía nacional.


El comunicado de la CEPB va por ese camino al indicar que “es momento de asumir el camino del consenso, el diálogo y la unidad para enfrentar los problemas generados por una crisis sostenida que ha precarizado más el empleo, está destruyendo al aparato productivo del país e incrementa cada día más la incertidumbre ciudadana sobre el futuro”.


La Confederación de Empresarios Privados de Bolivia ratifica una vez más el compromiso del sector privado de continuar aportando al desarrollo, estabilidad y crecimiento del país, objetivos que deben ser comunes a todos los bolivianos y que solo se logran con normas eficientes, trato justo y condiciones mínimas para cumplir con nuestro rol institucional, económico y social, finaliza el comunicado.


El twitter de Roberto Laserna, @roblaser señala que «la COB defiende a los dirigentes. Son los únicos que se beneficiarían de estas medidas. No los antiguos y menos los desempleados. Triste ceguera».


El conflicto bélico que afecta a Ucrania por la invasión rusa, frenó la recuperación de la economía mundial, y elevó los precios de los commodities, así como de los granos y principales alimentos.
Los productores nacionales se vieron obligados a frenar sus ventas de maíz y sorgo al mercado internacional por la aplicación del certificado de abastecimiento y precio justo, lo que disminuirá divisas para el país, e influirá en la reducción de las reservas.

Fuente: El Diario

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

Comentarios
Cargando...

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee mas