De lawa a sopa de fideo, las peripecias de los qhara qharas

“Una pena, estamos comiendo, más de un mes (durante la marcha) en el frío, en la lluvia, en el viento. Todos los días lawita cocinamos y hoy (ayer) almorzaremos una sopita de fideo, gracias a la colaboración de algunas personas de La Paz”, relató Martina Mamani, una de las originarias de la nación qhara qhara.

La indígena es parte de los marchistas que llegaron a la sede de Gobierno el lunes, luego de una caminata de 40 días. La caravana demanda, entre otras exigencias, la “restitución de territorios ancestrales”.

Al menos 100 originarios, entre mujeres y hombres, se alojan desde esa jornada en el coliseo de la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA). Con colchones, pero pocas frazadas, pasan la noche mientras esperan la respuesta de parte de las autoridades competentes.

Hasta el martes -sostuvieron- aún calmaban el hambre del mediodía con un plato de “lawa de trigo o de pito”, como lo solían hacer cuando estaban en carretera, atravesando diferentes poblaciones rumbo a la sede de Gobierno.

La caravana partió de Sucre, el pasado 6 de febrero. Entre sus pedidos también está la modificación de las leyes Marco de Autonomías y de Deslinde Jurisdiccional.

“Nos hemos traído dos ollas grandes y otras pequeñas para poder cocinar en el trayecto, para todos (los marchistas). También trajimos platos y tazas”, contó doña Martina, una mujer de la tercera edad, que pese a tener los ojos cansados, expresó que tiene fuerzas para seguir adelante en busca de que se cumplan las demandas de la marcha indígena.

“Fue muy difícil durante el camino llevar las cosas, aunque hubo una volqueta que nos ayudaba a cargar todas estas cosas”, relató la anciana.

Cuando conversaba con este medio, la mujer cubría su espalda con una manta, mientras removía la sopa, con un cucharón, en una “olla común”. “¿Está viendo mi manta? No es mía, me la prestaron, porque la mía se perdió en una localidad de la carretera, por salir rápido”, contó.

Mientras una comisión de los originarios se moviliza en busca de resultados a sus exigencias, la mayoría de los marchistas hacen vigilia en el coliseo, sin perder la costumbre de realizar rituales todos los días.

Desde que llegaron, al mediodía esparcen coca y alcohol alrededor de “un pabellón” de bastones de mando de las principales autoridades originarias. “Es para la Pachamama”, dijo otra de las originarias, quien no quiso identificarse.

Esta mujer contó cómo se mantienen desde que arribaron a La Paz. “Estamos desayunando agua con hierbitas, que lo tomamos con tostadito o con pito que lo trajimos desde nuestras comunidades”, relató.

La máxima autoridad de la nación qhara qhara, Mario Chincha, indicó que la población paceña colaboró con alimentos y agua. El representante mencionó que el coliseo está abierto para cualquiera ayuda.

Comisión envía proyecto a Viceministerio

El presidente de la Comisión de Organización Territorial del Estado y Autonomías, de la Cámara de Diputados, Víctor Gutiérrez, informó ayer que esa instancia legislativa envió el proyecto de modificación a la Ley Marco de Autonomías, presentado por los originarios de la nación qhara qhara, al viceministerio de Autonomías.

“Lo que hemos hecho, como comisión, es formalizar la situación y hemos remitido al viceministerio de Autonomías, para que se pronuncien respecto a la modificación solicitada por la nación qhara qhara”, indicó Gutiérrez.

El legislador afirmó que de acuerdo con los reglamentos, el Gobierno deberá emitir su pronunciamiento, sobre la propuesta, en un plazo de 10 días. “Esperemos que hasta la primera quincena de abril ya tengamos ese pronunciamiento”, dijo el diputado.

El legislador sostuvo que ese es el procedimiento para el inicio de tratamiento de un proyecto.

Ayer, el viceministro de Justicia Indígena Originario Campesino, Gilvio Janayo, afirmó que la marcha de los qhara qharas “lleva de trasfondo una ilegitimidad en la representación de los pueblos indígenas originarios”. “Detrás de la marcha hay ONG que han financiado”, dijo.

Al respecto, el originario Samuel Flores exigió que “demuestre con pruebas, si es verdad; de lo contrario que renuncie al cargo”.

Pagina Siete.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee más