Recuerdan el 21F como una fecha en la que Bolivia se impuso al gobierno autoritario del MAS

20

La asambleísta departamental de Cochabamba, Lizeth Beramendi, destacó el viernes que este 21 de febrero debe ser recordado como una fecha en la que, a través de un referéndum, la población boliviana le dijo «no» al autoritarismo de Evo Morales y del Movimiento Al Socialismo (MAS).

«El MAS nos ha hecho creer que era más fuerte que el pueblo. Hoy, cuatro años después, el pueblo puede decir que somos más fuertes que cualquier gobierno que sea autoritario, militar o dictador. Somos más fuertes y se tiene que respetar la voz de todos», manifestó en entrevista con Bolivia TV.

El 21 de febrero de 2016, la población boliviana acudió a las urnas para decidir la modificación del artículo 168 de la Constitución Política del Estado (CPE), el cual señala que el mandato del presidente y del vicepresidente dura cinco años y que estos pueden ser reelectos por una sola vez de manera continua.

Con esta consulta, Evo Morales buscaba viabilizar su reelección para un cuarto mandato, sin embargo, el 51,3% del electorado optó por el «no» ante el 48,7% que apoyó la modificación del mencionado artículo.

La legisladora recordó que el movimiento ciudadano que hizo campaña por el «no» y realizó el control del desarrollo del referéndum era muy pequeño, pero que tras la jornada de votación comenzaron a sumarse más personas ante las irregularidades en el conteo de los votos.

«Para sorpresa nuestra, el voto del «no» se estancó en el conteo y el voto del sí comenzó a subir. Se estaba haciendo un fraude electoral en ese referéndum, pero la expresidenta del Tribunal Electoral, Kathia Uriona, salió pese a la presión política para decir que según el conteo rápido se había impuesto el no con el 51, 3%», relató.

Beramendi destacó que ese resultado provocó la reacción de la población boliviana «que no permitió que se cometa un fraude» y exigió el respeto al voto de la mayoría de la población.

«Ese 51,3% ha servido para que la población boliviana recobre la confianza en sí misma, porque el gobierno del MAS nos había hecho creer que no lo lograríamos y que siempre estaríamos sometidos», agregó.

Finalmente, la asambleísta dijo que luego tras la recuperación del sistema democrático el pueblo boliviano tiene la oportunidad «construir y reconstruir una Bolivia en el respeto de la Constitución y el respeto al voto de la gente», refirió.

/agl/ABI