Un muerto y tres camiones incinerados

Un grupo de 100 comunarios vinculados al contrabando atacaron con dinamitas a un contingente de la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC) en la localidad de Pisiga, en cercanías al sector de las antenas, en el departamento de Oruro, cuando interceptaron a un convoy con mercadería ilegal. Una persona de 42 años falleció por un impacto de bala y tres camiones fueron incinerados para evitar que la carga sea recuperada.

El ministro de Defensa, Javier Zavaleta, informó que el hecho se produjo al promediar las 07.00 de ayer, cuando cuatro camiones estaban ingresando provenientes de territorio chileno cuando fueron interceptados por los efectivos anticontrabando. Inmediatamente alrededor de 100 personas se aproximaron a las patrullas militares y comenzaron a atacarlos con dinamitas, piedras y palos.

“Las patrullas han interceptado un convoy de camiones con mercadería de contrabando, inmediatamente han salido un grupo de personas que han empezado a atacar a los militares. Se tuvo que hacer uso de las armas de fuego y quemar los tres camiones en el mismo lugar”, explicó Zavaleta.

INCAUTACIÓN

La autoridad indicó que el gentío intentó que los efectivos de la FTC incauten la mercadería que era trasladada en los camiones, comenzaron a lanzar dinamitas y piedras hacia el contingente militar, por lo que estos debieron usar sus armas de fuego para dispersar a la turba.

Los militares prendieron fuego a tres camiones para evitar que la turba pueda recuperar la mercancía ilegal, uno de los vehículos de alto tonelaje trató de retornar a territorio chileno pero en ese momento el conductor perdió el control y se volcó. Al momento no existe ninguna persona aprehendida y se dispuso el retiro de los militares, según informó la autoridad.

La Ley 1053 de Fortalecimiento de la Lucha Contra el Contrabando, promulgado el 25 de abril del 2018 permite que los militares puedan hacer uso de sus armas de fuego, en base al riesgo que surja en los operativos que se realicen para evitar el ingreso de mercadería ilegal.

VÍCTIMAS

El uso del armamento de reglamento derivó en el deceso de Edgar F. V. de 42 años originario del departamento de Potosí, él y su familia se trasladaron hasta Pisiga para realizar compras a la feria internacional que se instala en esa región cada dos semanas, a poca distancia donde se interceptó a los camiones, informó el director nacional de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc), coronel William Cordero.

Según el informe de la autoridad policial, un grupo de comunarios se acercó a los motorizados para intentar saquear la mercadería y otros que se apostaban a defender los camiones. En el momento del cruce de fuego, la víctima fue alcanzada por un proyectil perdiendo la vida casi de forma inmediata.

“De acuerdo con los informes preliminares se conoce que tiene un impacto de proyectil, este hecho se produce entre que saquean los camiones y otro grupo de personas defienden la mercadería”, dijo la autoridad.

El director departamental de la Felcc de Oruro, coronel Manuel Vergara, señaló que los comunarios se llevaron el cuerpo y no dejaron que la policía realice su trabajo.

Horas después, un equipo multidisciplinario conformado por forenses, personeros del Ministerio Público llegaron al lugar y el cuerpo fue trasladado hasta la morgue de Oruro.

Entre los 28 kilómetros que distan entre Pisiga, Bolivia y Cariquima, en Chile existen al menos ocho rutas ilegales de ingreso al país que son usadas por los contrabandistas. El Gobierno procedió a desactivar estos ingresos pero de una u otra forma los traficantes las rehabilitan, refirió la autoridad.

El Diario

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee más