Madre que amarró y amordazó a su hija de 13 años puede perder la tutela de la menor

La juez del Menor, Shirley Becerra, informó el viernes que la madre que golpeó, amarró y amordazó a su hija de 13 años podría perder la tutela de esa menor y su hermana y ser sancionada con más de cinco años de cárcel.

«Lo que se debe hacer a través de la Defensoría es intervenir, alejar a la adolescente del entorno familiar y buscar algún otro familiar de origen o familia ampliada que quiera asumir la responsabilidad, porque no se puede quedar con la mamá, en este caso si no existe ningún familiar la niña debe ser ingresada a un centro de acogida», informó a los periodistas.

Becerra explicó que en caso de que la Defensoría haya optado por recurrir al ámbito penal y aplicar lo que establece la Ley 348, por las lesiones que tiene la menor, se puede establecer condenas de entre cuatro a seis años de cárcel.

Ese hecho, que se registró en la zona de la Mutualista de la ciudad de Santa Cruz, se hizo público por el pedido de auxilio de vecinos que escuchaban los gritos de la menor, por la agresión de la madre que le recriminaba a su hija haberse prestado 10 bolivianos para comprar pollo y alimentarse ella y a su hermana menor.

Becerra dijo que por hacer daño a un niño o adolescente la pena de cárcel podría agravarse, como en este caso que puede sancionarse con al menos seis años de prisión.

Según los vecinos de la víctima, la menor y su hermana son constantemente agredidas.

La mujer acusada, en medio de lágrimas, pidió perdón a su hija y dijo que reaccionó así porque son una familia pobre.

hhg/kpb/ ABI

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee más