Gobierno calla y no da garantías para gira de candidatos opositores

Ante las varias advertencias y amenazas de los dirigentes de organizaciones afines al Movimiento al Socialismo (MAS) de no permitir el ingreso de candidatos de partidos opositores a determinadas regiones rurales, el Órgano Ejecutivo guarda silencio y no garantiza la libre circulación establecida en la Constitución Política del Estado (CPE).

Hasta ayer, dos representantes de organizaciones del oficialismo: Leonardo Loza de los cocaleros del Chapare y Henry Nina de la Confederación de Comunidades Interculturales de Bolivia, afirmaron por separado que “sus bases” no permitirán el ingreso a sus regiones de candidatos de la oposición, refiriéndose especialmente al expresidente, Carlos Mesa, de la alianza Comunidad Ciudadana (CC) que está realizando una gira por todo el país.

Loza lanzó acusaciones contra Carlos Mesa. “Sabemos perfectamente quiénes son los candidatos de la derecha, es (Carlos) Mesa por ejemplo, el que ha formado parte de diferentes asesinatos de nuestros hermanos en la zona del Trópico de Cochabamba. Si hay una natural, normal reacción de los compañeros en el sector, tampoco nos culpen a los dirigentes”.

Loza, que es ejecutivo de la Federación de Chimoré, señaló que “cualquier neoliberal” puede entrar al Trópico, pero les alertó que los opositores “pueden tener dificultades” si lo hacen.

“Un asesino, un delincuente de hace años, hoy en día toca la puerta para ingresar, yo creo que en cualquier otra familia ocurriría lo mismo”, justificó.

En tanto, el dirigente de los “interculturales”, Henry Nina, aseguró que sus bases “no van a dejar, no van a permitir” que los opositores hagan campaña electoral en sus comunidades o regiones.

“Nosotros no dijimos que dejen o no dejen, (pero) hay una conciencia de (las) bases que no permiten. Han visto en El Alto, (Carlos) Mesa ha querido hacer su campaña y lo han botado, lo mismo pasa en otros lugares”, afirmó Nina.

Aseguró que las bases “superan” a los dirigentes y que efectivamente “ellos no permiten entrar a la derecha a sus regiones”, porque tienen una organización y una estructura muy fuerte que incluso evitarán la división que es alentada por miembros de algunas plataformas ciudadanas.

Sostuvo que la posición de los miembros de su organización es atribuible a “una conciencia” política “en un país democrático”, sin embargo, comentó que “si no les reciben es problema de cada candidato”.

Nina se manifestó en la misma línea del dirigente cocalero, Leonardo Loza, quien advirtió que no pueden garantizar la seguridad de los candidatos que por ejemplo lleguen al Trópico de Cochabamba, al argumentar que los partidos de oposición en el pasado “masacraron y roturaron” a los cocaleros.

En este escenario ningún ministro o viceministro dijo nada. La Policía tampoco emitió criterio alguno.

Después de la realización de las elecciones primarias del pasado 27 de enero cuando los binomios de nueve organizaciones políticas y alianzas fueron habilitados por el Tribunal Supremo Electoral (TSE) seis binomios presidenciales empezaron a recorrer el país dando a conocer sus propuestas y recogiendo planteamientos de la ciudadanía.

Entre los que comenzaron esta campaña están los candidatos de Comunidad Ciudadana (CC), Bolivia dice No, Movimiento Nacionalista Revolucionario (MNR), Movimiento Tercer Sistema (MTS), Unidad Cívica Solidaridad (UCS) y Partido de Acción Nacional Boliviano (PanBol).

BORDA GARANTIZA

En ese contexto, el presidente de la Cámara de Diputados, Víctor Borda, dijo que el Estado garantiza la transitabilidad de cualquier ciudadano y, calificó como “criterios y versiones erráticas” el anuncio del cocalero Leonardo Loza y otros dirigentes a quienes dijo que se va a concientizar.

“Está garantizado dentro del marco democrático, la transitabilidad de cualquier ciudadano. El Estado va a dar las garantías necesarias y el Órgano Electoral”, aseguró Borda aunque también afirmó que los opositores que se colocan la “careta de demócratas” para hacer campaña electoral, por ética no deberían intentar ingresar al Trópico de Cochabamba.

Agregó que algunos sectores sociales tienen “animadversión” hacia las organizaciones políticas de oposición porque en el pasado contribuyeron a la presencia de la DEA en el Chapare y en consecuencia a “torturas y persecución” de los productores de coca.

El Diario

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee más