FmBolivia
Radio FmBolivia

Entel fue usada como la “caja chica del MAS” y perdió Bs 1.700 millones

14

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

La Empresa Nacional de Telecomunicaciones (Entel) fue utilizada como la “caja chica del MAS”, según el nuevo gerente de la compañía, Elio Montes, quien denunció que la mala administración de Óscar Coca causó un daño económico de 1.700 millones de bolivianos.

“Entel ha sido la caja chica del MAS, eso es una verdad absoluta y nosotros vamos a desenmascarar hasta a la última persona que se haya robado un papel de Entel”, dijo el gerente en conferencia de prensa junto al ministro de Obras Públicas, Iván Arias.

Detalló que luego de una auditoría técnica, legal y financiera, se detectó que la telefónica estatal sufrió un daño de 1.700 millones de bolivianos, que se perdieron en al menos ocho proyectos que nunca funcionaron y que no debieron ser ejecutados porque no tuvieron retorno económico.

La millonaria pérdida de Entel corresponde al periodo 2006-2019. Según Montes, entre los casos identificados están los telecentros, de los cuales el 65% no operan por la mala gestión, lo que significa que la población de pequeños municipios no obtuvo acceso a telefonía e internet.

“El proyecto que prometió el sueño digital a zonas rurales no cumplió con su objetivo social”, lamentó el gerente de la firma.

El segundo hecho de corrupción que se identificó involucra a la empresa India Vihaan Networks, que se adjudicó un contrato por invitación directa de 2,1 millones de dólares para la adquisición de equipamiento tecnológico que nunca fue entregado y por el cual sólo se ejecutó una boleta por 300 mil dólares.

“Alguien en algún lugar, en alguna cuenta, tiene los 1,8 millones de dólares (12,5 millones de bolivianos). Este es un caso de varios, estamos identificando y lo vamos a dar a conocer”, apuntó Montes.

En el tercer caso, de Telxius, se comprobó que hubo un sobreprecio en las tarifas de internet, ya que el monto del gigabyte por segundo se cobraba 27 dólares en Bolivia, cuando el precio actual en frontera es de apenas 3,8 dólares el gigabyte/segundo.

“Son 350 millones de bolivianos en daños contra Entel y para el consumidor final, por una mala administración. Tenemos el más caro internet de la región y la peor velocidad. Esto es obra del anterior régimen y es porque no se tomaron las decisiones adecuadas para el acceso a internet”, cuestionó el ejecutivo.

En su criterio, es una “barbaridad” que se pague nueve veces el precio de frontera y es algo que se tiene que investigar en profundidad, ya que no se puede entender que la anterior administración haya estado al tanto de estas diferencias y las mantuvo ocultas.

Sobre la Billetera Móvil, que marcó el ingreso a la era de las transacciones electrónicas mediante la nueva empresa Entel Financiera -vigente desde fines de enero de este año-, Montes detalló que causó una pérdida de 15 millones de bolivianos.

Incluso sostuvo que el promedio de ingresos mensuales generados por esta empresa sólo eran de 500 bolivianos, mientras que los gastos superaban los 550 mil de la moneda nacional al mes.

Ante la actual situación financiera y los malos manejos administrativos y técnicos, Obras Públicas procedió a la liquidación de la firma creada hace un año.

“Para la constitución de la empresa de la Billetera Móvil se invirtieron 15 millones de bolivianos, con los que se compraron software y la contratación del personal, pero sólo generó 500 bolivianos. Es una tontería, en tres meses se podía saber si iba a funcionar o no; pero se siguió y es algo que estamos indagando”, reveló el gerente de la empresa.

Además de estas irregularidades, los actuales ejecutivos de Entel y del ministerio por el que es administrado descubrieron que los funcionarios del gobierno de Evo Morales organizaron diferentes eventos deportivos y otras actividades del Movimiento Al Socialismo con recursos de la telefónica del Estado.

Para financiar estos eventos se identificó una erogación de 57 millones de bolivianos, dinero que fue destinado al pago de artistas, logística y organización de actividades, entre otros.

“Son 57 millones de bolivianos gastados en eventos deportivos, en artistas, en amigos del régimen del MAS, en amigos de Juan Evo Morales, de Óscar Coca, Juan Ramón Quintana… usaban a la empresa Entel como su caja chica”, insistió Montes.

La última irregularidad detectada tiene que ver con la instalación del sistema wifi del Palacio de Evo, tarea para la que se destinó tres millones de bolivianos.

Se instalaron antenas DOT en todos los pisos del nuevo Palacio de Gobierno para garantizar un “servicio exclusivo” de internet móvil en el rascacielos.

“El amigo (Evo) quería estar conectado hasta el último punto recóndito de la Casa del Pueblo, tiene el mejor wifi que la casa de Bill Gates; gastaron más de tres millones de bolivianos en una implementación que cualquier profesional de la industria sabe que no costaría más de 1.000 dólares, es una barbaridad lo que han hecho con nuestra empresa”, aseveró el gerente de Entel.

Pese a los malos manejos y el daño económico causado a la empresa, Montes aseguró que es “financieramente sólida” y está preparada para facturar más de 1.000 millones de dólares.

Tanto Montes como Arias afirmaron que con estos hallazgos, ahora Entel iniciará una etapa de transparencia de su situación.

Casos sospechosos

Fibra En septiembre de 2017, el entonces diputado Wilson Santamaría (UD) reveló que en un informe de la subgerencia de Ética y Transparencia de Entel se advirtió de “irregularidades” en el proceso de adjudicación del cable de fibra óptica de internet.
Adjudicaciones En septiembre de 2017, el empresario francés David Cabessa denunció a Entel por favorecer de forma irregular a una compañía china. Según la estatal, Cabessa se retractó, sin embargo, este denunció a la empresa frente a la CIDH.

Pagina Siete.

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

Comentarios
Cargando...

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee mas