Enseñan a amar a murciélagos con pintura, origami y juegos

8

Este fin de semana llega el Murcifest a La Paz para romper con todos los mitos que rodean a los murciélagos. La actividad -que incluye juegos, pintura, música y charlas- busca enseñar a los niños sobre los roles que cumplen en el ecosistema estos mamíferos voladores.

En octubre, dos jóvenes biólogas se propusieron a celebrar el mes de los murciélagos con esta actividad, pero no se concretó y fue reprogramada para el 21 y 22 de diciembre. “El objetivo es hacer un llamado de concienciación a la ciudadanía. Involucrar a los niños en estas actividades para que conozcan las diferentes formas, tamaños y colores de murciélagos que hay en Bolivia”, explicó Ibeliz Manrríquez, integrante del programa de conservación de murciélagos de Bolivia en La Paz.

La actividad se desarrollará el sábado y domingo entre las 10:00 y 18:00, en el espacio interactivo Pipiripi. Para el encuentro la dirección del museo interactivo dedicará todos sus espacios a los murciélagos.

¿Cuál es la función de los murciélagos en nuestro ecosistema?, es una de las preguntas que será respondida en el encuentro. Stephanie Torrico, coordinadora del programa de conservación de murciélagos de Bolivia en La Paz, explicó que los mitos sobre los murciélagos son muy alejados de la realidad.

“Por lo general, la gente los ve como bichos negros y ratones con alas, pero al verlos desde otras perspectivas ves murciélagos de color naranja, jaspeados, con líneas en la cara, grandes y pequeños como una moneda. Incluso hay fotos de ellos interactuando con su comida y en su ambiente, y ahí se despintan los mitos”, destacó Torrico. Aseguró que estos mamíferos son animales nobles que ayudan al ecosistema.

Manrríquez contó que estos animales tienen algunos comportamientos sociales muy similares a los de los seres humanos. “Por ejemplo, hay un caso particular de una especie que tiene una organización similar a una guardería. Ahí la ‘murcielaga’ hembra se queda a cargo de las crías, mientras las otras buscan alimentos. Cuando las madres retornan reconocen a sus crías y recompensan a la madre cuidadora. Además, hacen el rote como de nodrizas”, sostuvo.

Bolivia cuenta con 136 especies, la mayoría son insectívoros frugívoros y nectarívoros, según los especialistas.

Para Torrico, la actividad busca compartir el mundo de los murciélagos con personas de diversas especialidades. “La idea es involucrar a las personas que no sean biólogos sobre la conservación de la vida silvestre”, dijo.

“En el mes de octubre nos colaboraba una persona que hace pasteles con ingredientes nativos, además en pro de la conservación de la fauna. Ella hizo un pastel en honor a los murciélagos, pero por la Navidad y las ferias no podrá participar”, agregó.

Pagina Siete.