Afirman que la cocaína confiscada al excónsul era para capo Reynaldo Delfín Castedo

5

Autoridades argentinas informaron que la cocaína que fue confiscada al excónsul Diego Fernando Vega Ibarra iba a ser entregada al narcotraficante Reynaldo Delfín Castedo, uno de los mayores peces gordos de la droga en el norte del país vecino.

La pista que siguieron los agentes de la Gendarmería argentina fue que los ocho paquetes decomisados llevaban el sello de un delfín, lo que es característico de la droga que pertenece a Castedo.

“La Gendarmería hiló los cabos, el señor Vega Ibarra llevaba la droga desde la frontera y llegó hasta Orán. En esta zona es uno de los lugares donde opera la organización de Castedo, con eso y el delfín en sus paquetes no quedaban dudas”, informó ayer a Página Siete una fuente ligada a la investigación del caso.

Diego Fernando Vega Ibarra, representante consular de Bolivia en Orán (Salta) nombrado por el Gobierno de Evo Morales, fue detenido el martes después de que los agentes descubrieran ocho kilos de cocaína en su vehículo. La Gendarmería sostiene que Vega era intermediario de Castedo.

El arrestado conducía un vehículo Jac S2 blanco, con placa boliviana 4712-ISD, por la ruta nacional 50 desde la localidad salteña de Aguas Blancas hacia la ciudad de Orán. La Policía argentina informó que a las 10:00 había cruzado la frontera desde la población de Bermejo, en Bolivia, por el puente internacional en el punto fronterizo.

La Cancillería de Bolivia aclaró que Vega fue destituido el 25 de noviembre por el gobierno transitorio de Jeanine Añez, después de los conflictos. Había sido nombrado el 11 de marzo por el anterior Gobierno. El informe de la Gendarmería señala que Vega se presentó como cónsul de Bolivia cuando fue interceptado.

Castedo, el capo narco del norte argentino, fue detenido en julio de 2017 después de haber estado prófugo 10 años. Las autoridades argentinas sostienen que él mantiene el control del tráfico de droga desde la frontera con Bolivia.

Las investigaciones en Argentina dan cuenta que Delfín Castedo tenía el control del tráfico de droga en Salvador Mazza, en Salta. Al otro lado de la frontera, en territorio boliviano, operaba su hermana Roxana, quien domina hasta hoy esa zona. Según la justicia federal del país vecino, el narcotraficante Castedo “era el dueño” de toda la frontera con Bolivia.

Vega fue detenido junto a su esposa y a otro acompañante, los tres ingresaban en el coche con placa boliviana por Orán. El miércoles se llevó a cabo una audiencia en la que un juez decidió que siga privado de libertad por 20 días más hasta que se decida cuál será su situación legal.

Monasterio: Vega habló con Evo

El diputado de Demócratas Tomás Monasterio denunció que el excónsul Diego Fernando Vega se comunicó por teléfono con el expresidente Evo Morales.

“Hemos tomado contacto con autoridades argentinas y nos han podido asegurar que hay un flujo de llamadas en torno a Fernando Vega y Evo Morales. Queremos solicitar a las autoridades argentinas que puedan ampliar esta investigación”, afirmó Monasterio.

Vega fue secretario de hidrocarburos de la Gobernación de Tarija, en la gestión del exgobernador del Movimiento Al Socialismo (MAS) Lino Condori, y además es hijo de Never Vega, subgobernador de Bermejo, en Tarija.

“Nuevamente dejamos en evidencia la relación política que existe entre una persona hoy presa por narcotráfico”, dijo el diputado desde Santa Cruz.

Demandó que las autoridades argentinas puedan ampliar la investigación para saber más sobre los vínculos que tenía el excónsul boliviano.

Pagina Siete.