Gasificación policial ocasionó “ola humana” en Feipobol

5

Ante la falta de control y orden en la puerta de ingreso al espectáculo musical ofrecido en la Feria Internacional Potosí Bolivia (Feipobol), la guardia policial gasificó a la multitud con el propósito de dispersarla, empero, contrariamente, ocasionó una “avalancha humana” que terminó con la vida de dos personas, y otras siete resultaron heridas, según muestran las imágenes difundidas en redes sociales.

DESLINDA RESPONSABILIDAD

La Federación de Empresarios Privados de Potosí (FEPP), organizadora del evento en el campo multipropósito de esa capital, deslindó toda responsabilidad sobre el suceso y anunció que la ayuda económica a las víctimas será en acto humanitario y por solidaridad.

“Hay niños, hay mujeres, hay bebés que gritaban y no les hacían caso, cuando empezaron a gasificarlos. Los policías subieron a las rejas y empezaron a gasificar, por debajo hicieron otro tanto, por lo que empezó a caer la gente, nos empujaban como hola”, es el relato de una mujer que estuvo en el momento del suceso, a una televisora local.

Versiones similares dan cuenta que efectivos de la Policía hicieron uso de gases químicos lanzando directamente al rostro de las personas, lo que contribuyó a generar caos y en consecuencia a ocasionar la oleada humana.

COLABORACIÓN EMPRESARIAL

El representante del empresariado privado de Potosí, Óscar Gardeazabal Paputsachis, en declaraciones públicas, afirmó que iniciadas las investigaciones de oficio por el Ministerio Público, con el registro Nº 1652/218, contra el autor o autores, la entidad empresarial, mediante sus representantes legales, se apersonó a la instancia jurisdiccional para colaborar con las familias afectadas con la pérdida de sus seres queridos.

En criterio del ejecutivo empresarial, el uso de gases químicos fue justificado, de no habérselo hecho probablemente se hubieran lamentado mayores consecuencias, porque el control al interior del recinto pudo ser más conflictivo.

“La Federación de Empresarios Privados, mediante memorial se ha apersonado ante la Fiscalía para hacer conocer este amplio deseo de colaborar con la familia, pero no como una responsabilidad que tengamos hacia ellos, eso debe quedar muy claro”, puntualizó el ejecutivo tras remarcar que la organización del evento se cumplió dentro los parámetros técnicos y legales establecidos.

Precisó que durante el proceso de organización la entidad empresarial se reunió con el Comando Departamental de Policía, por lo que se formó un solo cerco desde la primera esquina hacia campo ferial hasta la parte superior. “La cantidad de gente fue tan grande que rebasó todo nivel de control”, dijo Gardiazabal.

INSUFICIENCIA POLICIAL

Según el ejecutivo de la FEPP, el número de policías desplegado para el control no era el suficiente, que de manera inesperada la cantidad de gente que asistió para ver es espectáculo no se vio en evento alguno realizado en esa capital.

Para fines de control, señaló Gardiazabal, los organizadores de la Feipobol contó con 50 personas, además del despliegue de efectivos de la Policía y 17 personas de la misma entidad privada.

El trágico hecho, la muerte de dos personas y otras siete heridas, ocurrió el sábado por la noche en el concierto del grupo musical Jambao en el campo ferial multipropósito. Para tal evento Feipobol vendió cuatro mil entradas, todas las previstas pero que no significaba la capacidad total del reciento.

“Este aspecto, la capacidad del recinto, hemos en cuenta al momento de la organización porque el lugar tiene capacidad para 5.500 a seis mil personas. Hemos previsto sólo cuatro mil personas para la comodidad del público, para que pueda bailar”, explicó.

El ejecutivo responsabilizó del hecho a quienes estaban afuera del campo ferial por haber forzado la “avalancha” en su intento de ingresar al recinto, muchos de ellos que, probablemente, no tenían entradas.

Ante la gravedad de la situación el diputado por esa región Gonzalo Barrientos, anunció que pedirá un informe.

El Diario