Postergaron audiencia de apelación en favor de policía

2

La sala penal primera del Tribunal Supremo de Justicia en La Paz programó nueva audiencia de apelación para el próximo mes de octubre, mientras autoridades de la casa de estudios superiores lamentaron la suspensión de audiencia que favorece al teniente Cristian Casanova, responsable de la muerte del universitario Jonathan Quispe.

El rector de la UPEA, Freddy Medrano, encabezó la movilización de estudiantes y docentes realizado en la sede de Gobierno donde demandaron revertir tanto el juicio abreviado, como la sentencia en favor del teniente Casanova, quien recibió cinco años de detención preventiva pero que a la fecha se encuentra con detención domiciliaria, pese a tener un proceso por el delito de asesinato, pero que fue modificado a homicidio.

“Él es autor confeso de la muerte del universitario Jonathan Quispe Vila, esperábamos que la justicia logre demostrar ser imparcial, pero lastimosamente nos vemos afectados, porque nuevamente se demuestra que están parcializándose, cuando se suspende la audiencia porque un representante del Ministerio Público se encuentra enfermo y este caso seguirá siendo dilatado hasta el mes de noviembre, cuando de una vez por todas se escuche a la población universitaria y a la familia de Quispe, quienes piden ¡justicia! Por una muerte cruel”, dio a conocer el rector Freddy Medrano, quien con megáfono en mano, solicitaba a los universitarios que descendieron de El Alto a los Tribunales de Justicia a que mantengan la calma y conforme a una movilización pacífica, se deje en claro el manoseo de la justicia.

Es la instancia del Tribunal de Apelación quien nuevamente para noviembre que definirá si acepta o no la apelación presentada por la familia de Jonathan Quispe y de la universidad para que se revierta la sentencia de solo cinco años en favor de Casanova, quien experimentó con un fulminante alterado con canicas de vidrio, la letalidad de las escopetas utilizadas por funcionarios policiales en eventos de protestas sociales.

En la calle Potosí y Yanacocha, con un megáfono en su mano, se dirigió a los universitarios, con la finalidad de que los mismos aguarden el desarrollo de la audiencia, mientras la protesta social, se mantenía en la calle, efectivos policiales tuvieron que cerrar la calle Yanacocha, para que universitarios no se acerquen a la puertas del Tribunal de justicia y manifiesten su impotencia ante la postergación de la audiencia de apelación.

“No es posible que a una persona le quiten la vida y al responsable de su muerte solo le otorguen cinco años de sanción y evitando de que se permita un antecedente nefasto en la justicia boliviana, aspecto que acabo de forma violenta con la vida de un universitario, es por eso que pacientemente esperaremos al desarrollo de la audiencia”, establecía el rector, quien en menos de una hora nuevamente salió de los estrados judiciales, para lamentar la suspensión de la audiencia y nuevamente dilatación del proceso.

En tanto, el asesor jurídico de la UPEA Marco Antonio Hinojosa, dio a conocer que nuevamente la instancia universitaria es burlada por los representantes de la justicia, quien pese a realizar la convocatoria a una audiencia, esta llega a ser suspendida por falta de cuórum.

“Uno de los vocales del Tribunal supuestamente esta delicada de salud y que la misma no puede ser remplazada, es por eso que se ha determinado la suspensión de la audiencia para el próximo mes. Tanto los abogados de la familia como los abogados de esta instancia académica fuimos notificados para presentarnos en esta audiencia de apelación y que nuevamente se vaya a un juicio oral para que cumpla 30 años de cárcel por el delito de asesinato y no a un juicio abreviado que le premia con cinco años”, denunció.

En tanto se tienen conocimiento de que abogados de Casanova solicitaron seis veces la solicitud de detención preventiva, aspecto que fue negado, “pero queremos estar seguros de que esta persona sigue en el penal y no en su casa como nos dicen”, concluyó.

El Diario