Analizan pedir detención preventiva para asesino

14

El fiscal Luis García informó que el Ministerio Público analiza las circunstancias del hecho para solicitar la medida cautelar del sujeto de la tercera edad que acabó con la vida de los propietarios del inmueble donde vivía.

Un inquilino mató, el miércoles, a dos personas, propietarias del bien inmueble que habitaba, luego de negarse a desocupar la casa que iba a ser parte de la ampliación de un colegio en la zona de Cotahuma. El sujeto exigía la devolución del dinero que ya había sido depositado en la Fiscalía por el propietario que perdió la vida por los impactos de bala recibidos.

El sujeto, identificado como Ernesto Palma de 75 años, tenía tres querellas aperturadas en su contra en el Ministerio Público porque se negaba a desalojar la vivienda mientras no se le devuelva el dinero correspondiente al anticrético que entregó de 9 mil dólares.

La pelea comenzó cuando el dueño de casa, en compañía de un albañil, ingresaron al inmueble con la finalidad de realizar algunos arreglos en la infraestructura, momento en el que fueron agredidos verbalmente por Palma y ambos contestaron a esta actitud con piedras y ladrillos. El inquilino ingresó inmediatamente a su habitación y regresó con un revolver Smith & Wesson calibre 38 con el cual disparó seis veces.

Néstor Paccoricona Machicado y Pantaleón Pacco Machicado recibieron tres y un impacto, respectivamente. Ambos estaban vivos cuando se hizo presente personal de la Policía a denuncia de los vecinos que escucharon los disparos.

El director departamental de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen – Felcc, Cnel. Sergio Bustillos, negó las versiones que circulaban en torno a la pertenencia de Palma a la institución verde olivo.

“Se ha hecho la verificación correspondiente con el Comando General, departamento de escalafón, el señor no perteneció ni pertenece a la Policía Boliviana. Por referencias se sabe que habría trabajado en anterioridad en la Aduana, es una información que estamos cruzando aún. Se descarta fehacientemente que haya sido miembro de la Policía Boliviana”, declaró Bustillos.

Se conoce que las víctimas eran dueñas del colegio aledaño a la vivienda donde habitaba Palma y querían que desocupe la casa para ampliar las aulas y espacios. Se había suspendido las clases por dos días y se preparaba el festejo por el 21 de Septiembre para este viernes, pero ahora el colegio lleva un rosón negro en la puerta.