Mal almacenamiento de medicamentos

1

Luego de un operativo al Hospital Agramont, el Ministerio de Salud evidenció el incumplimiento de las buenas prácticas de almacenamiento de medicamentos que fueron decomisados para verificar por exámenes si se trata de fármacos ilícitos, informó la responsable de la Agencia Estatal de Medicamentos y Tecnologías en Salud (Agemed), Patricia Tames.

Según informó la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) decomisó algunos medicamentos y otros dispositivos médicos sospechosos, los mismos que serán sometidos a exámenes organolépticos o físicos por las instancias del Servicio Departamental de Salud (Sedes) La Paz.

“Nosotros seguimos y seguiremos apoyando con las investigaciones, brindaremos información tanto a la Felcc y al Sedes respecto a las empresas que hayan podido comercializar los medicamentos, insumos y dispositivos médicos identificados; si cuentan con el Registro Sanitario correspondiente y si estas empresas están legalmente establecidas y registradas en la Agemed”, afirmó.

En esa línea, explicó que el Sistema Nacional de Vigilancia y Control establece que los Sedes deben realizar las inspecciones de forma diaria y continua, tanto en los hospitales, la seguridad social, farmacias privadas, públicas y el Ministerio de Salud monitorea su cumplimiento.

Las Buenas Prácticas de Almacenamiento son importantes dentro de toda institución destinada al manejo de productos farmacéuticos, porque mantienen y garantizan la calidad, conservación y el cuidado de los medicamentos reconocidos por ley, para una buena prestación de servicios de salud.

El martes, el Ministerio Público y la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc), mediante un operativo, realizaron los allanamientos de dos domicilios, en Ciudad Satélite de El Alto, donde se logró encontrar medicamentos almacenados de forma ilegal de uso quirúrgico, vencido y adulterado, que presuntamente se proveían a clínicas y al hospital Agramont.

La Fiscalía Departamental de La Paz ordenó la aprehensión de Juan CAB, uno de los miembros de la familia propietaria del Hospital Agramont, porque presuntamente tiene relación con los domicilios allanados en la localidad de Desaguadero, donde se encontró medicamentos quirúrgicos, presuntamente ilegales.

El Diario.