Encargados de fiscalizar a farmacias están sin sanción

0

El asambleísta representante de El Alto, Marco Fuentes, mostró su extrañeza y preocupación, debido a que hasta la fecha no se haya presentado ni una sola denuncia en contra del Gobernador y el Servicio Departamental de Salud (Sedes), por la distribución y venta de medicamentos falsos en farmacias de La Paz y El Alto.

De acuerdo con el asambleísta, este tema por su delicadeza debería ser tratada de manera más rigurosa, debido a que hasta la fecha muchas instancias que tienen que ver con la venta de medicamentos falsos, todavía continúan en este negocio ilícito, donde de forma extraña, este tema se ha quedado sin la sanción a las autoridades responsables de la Gobernación y el Sedes.

«Queremos recordarle a la población que hace dos meses aproximadamente, que la máxima autoridad de la Gobernación fue interpelada por esta situación en la asamblea departamental de La Paz, cuyo resultado solamente tuvo la destitución del Sedes de ese entonces, aunque sabemos que la autoridad de esa instancia ha renunciado, pero no por cumplimiento, obligación o mandato de la asamblea», explicó el asambleísta Fuentes.

Por otro lado, se ha determinado que la Asamblea Departamental inicie una demanda o querella penal en contra del Gobernador de La Paz, por lo sucedido en el control, supervisión, vigilancia a los centros farmacéuticos, porque estas dos instancias son las que otorgan las licencias de funcionamiento de estos negocios.

De la misma forma, son las autoridades de estas instancias las que deberían controlar que los productos tengan la calidad sanitaria correspondiente en las farmacias de La Paz y El Alto, donde se han generado estos problemas.

“Nosotros vamos a insistir en este tema, porque si la Asamblea Departamental de La Paz, no se querella en contra del Gobernador, que también es su responsabilidad y atribución, porque fue una decisión del pleno, la que se ha tomado en el momento de la interpelación y tendremos que ser nosotros los que lo hagamos», advirtió la autoridad.

De la misma forma, recordó que quedó pendiente una posible querella contra el Sedes La Paz y la Agencia Estatal de Medicamentos, por parte del excomandante de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc), Jhonny Aguilera, siendo que lo que en el momento lo que queda es determinar el grado de responsabilidad.

Para Marco Fuentes, existen varias instancias corresponsables que en todo el territorio nacional se dio lugar a jugar con la salud de la ciudadanía, pero en el caso del departamento de La Paz, quienes deberían haber efectuado este tipo de controles son las autoridades del Sedes y la misma Gobernación como autoridad.

«En este caso vamos a exigir al nuevo director del Sedes La Paz, un informe pormenorizado para conocer qué acciones se están tomando contra la exautoridad de dicha instancia, porque se deben establecer los grados de responsabilidad de cada una de las instancias implicadas en este tema de los medicamentos falsos», aseveró la autoridad departamental.

De acuerdo a un registro, según la autoridad, se tiene aproximadamente de 2.000 a 3.000 farmacias en la urbe alteña, donde de un tiempo a esta parte estos negocios han proliferado, tanto así que comenzaron a vulnerar las normas de ubicación, donde en muchos de los casos, ya se pueden ver farmacias lado a lado.

Otra de las normas que se vulnera, es la distancia incluso de farmacia a farmacia, que debe ser de 50 metros entre cada una de ellas, de la misma manera el diámetro que debe tener la unidad farmacéutica debe contar con ciertas características de amplitud.

El Diario.