Atenciones ginecológicas se realizaban en alojamientos

2

Durante operativos realizados en alojamientos por parte de Policía y la Intendencia Municipal se evidenció que algunos alojamientos son utilizados como consultorios ginecológicos.

El operativo realizado por las instancias policiales a diferentes alojamientos no solo ubicados en la Ceja, sino en otras zonas, se logró encontrar instrumentos ginecológicos y algunos medicamentos, aspecto permite establecer que los ambientes de los alojamientos no solo son utilizados como centros de consumo de bebidas alcohólicas, prostitución clandestina de menores de edad, consumo de drogas, acopio de objetos robados, pernocte de personas involucradas con la delincuencia, entre aspecto que afectan a la seguridad de la población.

“La intervención a los alojamientos es una de las tareas que es asumida por la Dirección de Seguridad Ciudadana porque creemos que este tipo de ambientes se ha convertido en uno de los mayores focos de la inseguridad a la población, donde se cometen una serie vulneraciones. Desde el no registro de las personas que hacen uso de estos ambientes, sean nacionales y extranjeros, de quienes se duda la actividad que realicen en su estancia temporal”, manifestó el director de la unidad, Dorian Ulloa.

Si bien en el operativo se logra secuestrar bebidas alcohólicas en cantidades menores, las mismas pertenecen muchas veces a los alojados, quienes aprovechan los ambientes para consumir las mismas en mucho de los casos hasta perder el conocimiento.

En el operativo también se encontró a una persona durmiendo en las gradas no solo en completo estado de ebriedad, sino con intoxicación alcohólica razón por la que se determinó el traslado de esta persona a un centro de salud.

En cuanto a los instrumentos médicos que fueron encontrados al interior de los alojamientos generan preocupación a la dirección de Seguridad Ciudadana del Municipio, porque se confirma que dichos ambientes también están siendo utilizados para atenciones ginecológicas de alto riesgo, que ante las condiciones insalubres de este tipo de ambientes, las posibles pacientes corren el riesgo de perder la vida por ser víctimas de infecciones letales.

“Se han hecho las denuncias correspondientes, por lo que la instancia policial en coordinación con las unidades de investigación deben realizar las investigaciones correspondientes con el propósito de establecer las responsabilidades de este tipo de actividades ilegales”, añadió Ulloa.

En caso de confirmarse, de acuerdo con el Municipio, el Servicio Regional de Salud de El Alto (Seres) es la instancia que debe no solo controlar a este tipo de negocios, donde se estarían realizando prácticas ginecológicas, sino investigar para dar con los responsables.

De acuerdo con Ulloa, desde hace un año se habrían cursado diferentes proyectos e invitaciones para que el Gobierno Departamental y Seres dependientes del Servicio Departamental de Salud, (Sedes), logren analizar las denuncias y aprobar un proyecto de ley que permita un mayor control a dichas actividades económicas como son los alojamientos.

“El proyecto de Ley Departamental, para la instalación de cámaras de vigilancia en alojamientos, tema que es de conocimiento del Seres, pero hasta la fecha tampoco tenemos ninguna respuesta sobre esta solicitud y esperemos que a la Gobernación atienda la necesidad de brindar seguridad a la población controlando los alojamientos”, concluyó.

El Diario.