Senamhi declara alertas en siete regiones del país

19

El técnico del Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología (Senamhi), Willy Rocha, informó ayer que a causa de las constantes lluvias, se declaran alertas naranja y roja para diferentes regiones de Bolivia.

“Estamos considerando precipitaciones para el norte de La Paz y para el oeste del departamento de Beni, estas condiciones pueden generar desastres en algunas regiones sobretodo en el sector agrícola y en el sector transporte”, informó el técnico en comunicación con Fides.

Según informes, la alerta roja se contempla para el día viernes desde la madrugada hasta la noche, mientras que la alerta naranja se enfoca en advertir al occidente del país a los departamentos de Potosí y Oruro desde tempranas horas del día jueves.

Senamhi indica precipitaciones significativas en las provincias potosinas de Saavedra, Chayanta, Tomas Frías, Charcas y Bustillos; también emiten avisos para Oruro en las regiones de Abaroa, Pagador, y Poopó.

Ante las inclemencias del tiempo el Centro de Operaciones de Emergencia Nacional (COEN), tras su activación, trabaja 24 horas al día para atender los casos de emergencia que se presentan en el país a raíz, principalmente, de las precipitaciones pluviales.

Según se prevé, el COEN se reunirá en el transcurso de esta semana, para coordinar las acciones que se deberán tomar en caso de registrarse algún suceso que requiera declarar una emergencia nacional.

Para este fin, Defensa Civil tiene un presupuesto de 96 millones de bolivianos para atender las emergencias, pero en el marco de la activación del COEN se podría solicitar al Ministerio de Finanzas la asignación de más recursos para la atención de los sucesos.

El COEN fue activado para coordinar acciones de prevención entre autoridades nacionales, gobernaciones y alcaldías”.

Según un reciente informe del Consejo Nacional de Reducción de Riesgos y Atención de Desastres y Emergencias (Conarade) a la fecha los fenómenos naturales (lluvia, granizo, inundaciones y sequía) cobraron la vida de 17 personas, 1.343 familias fueron damnificadas y otras 6.423, afectadas en 41 municipios de ocho departamentos del país.(Agencias)

El Diario.