FmBolivia
Radio FmBolivia

Iglesia Católica pide evitar nuevos brotes de violencia

13

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

Este domingo, el padre Diego Plá, secretario ejecutivo del Área de Comunión Eclesial de la Conferencia Episcopal Boliviana (CEB), durante su homilía exhortó a detener cualquier intento de enfrentamiento armado entre bolivianos y al cese de amenazas que generen incertidumbre y temor del retorno de la violencia en las calles.

“Cristo no quiere escuchar que se arma al pueblo con pistolas, palos y fusiles, porque esas actitudes sólo llevan al enfrentamiento y a la muerte. Y hoy decimos, Basta de muerte, basta de violencia, basta de vivir en la incertidumbre, y basta de tener miedo a que la violencia vuelva en cualquier momento”, publicó ANF.

La reflexión se da en un contexto donde la pasada semana se evidenció la presencia de las Fuerzas Armadas y la Policía en diversas ciudades del país como medida para preservar la seguridad ante anuncios de protestas y movilizaciones de diversos sectores y que generaron múltiples repercusiones.

En ese sentido, el padre Plá aseguró que es mejor “armar a nuestro pueblo” desde la educación para la paz, desde los colegios y las universidades ofreciendo una educación de calidad y en valores, de esta manera se puede hacer frente a cualquier problema que afecte a la sociedad.

Plá pidió a la población que desde su vocación de profesores, médicos, amas de casa, etc. sean artesanos de paz, reconciliación y bien común.

“Frente a la delicada situación que vivimos de incertidumbre, seamos artesanos de la paz, artesanos de la reconciliación, y artesanos del bien común; y para ello pongamos toda esta tarea ilusionante que tenemos frente a nosotros, pongamos esta misión desde nuestro ser profesores, políticos, médicos, sacerdotes, amas de casa, sacerdotes, cada uno desde nuestra vocación”, indicó.

Por otro lado, el padre Plá hizo referencia a la época preelectoral que vive el país, donde alentó a los partidos políticos a presentar proyectos esperanzadores “donde la prioridad sea buscar el bien común, el crecimiento y el bienestar de nuestro pueblo”.

Sobre el mismo tema, el arzobispo de Santa Cruz monseñor Sergio Gualberti explicó que aceptar a Dios implica cambiar la manera de actuar sobre nuestra vida personal, pero también sobre la sociedad, donde todavía está presente el pecado, aunque la sociedad no lo llame pecado, sino males o delitos.

Dijo que estos males son las divisiones en las familias, son los feminicidios e infanticidios, la pobreza, la explotación, la marginación y la violación de los derechos humanos, según información de Erbol.

Añadió que estos pecados son también los males de la violencia y de las armas, de la destrucción de los bienes e instituciones del Estado, de la falta de respeto del otro, de las descalificaciones personales, de los enfrentamientos, de los atentados a la paz y a la convivencia fraterna, el mal del desprecio de la justicia, la libertad y la verdad.

El Diario.

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

Comentarios
Cargando...

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee mas