El Estado Plurinacional cumple 10 años, pero los derechos indígenas siguen rezagados

27

Bolivia cumple este 22 de enero 10 años como Estado Plurinacional, una fecha creada por el expresidente Evo Morales y que pretendía poner en práctica un modelo de país enfocado en la inclusión de todos los pueblos. Sin embargo, los derechos indígenas no han avanzado mucho. Así lo señalan expertos al recodar que no se respetó la consulta previa y la justicia comunitaria, entre otros.

Las leyes en favor de los pueblos indígenas originarios campesinos y del medioambiente reflejan el espíritu de la Constitución boliviana, que incorpora un catálogo amplio de derechos fundamentales, indica el abogado constitucionalista Ariel Flores. Reconoce que los avances normativos en estos campos son importantes, pero que no se ha conseguido cumplir lo que dispone la Carta Magna.

“La consulta previa, la igual jerarquía entre la justicia ordinaria y la justicia comunitaria, el TIPNIS, el desastre ambiental que representó la quema de la Chiquitania, son algunos ejemplos de esa vulneración”, apunta.

El 20 de enero de 2010, el expresidente Evo Morales Ayma emitió el Decreto Supremo 405 , que dispuso que el 22 de enero de cada año será recordado como el Día de la Fundación del Estado Plurinacional.

“La fecha elegida, como lo señala el mismo decreto, está relacionada con el triunfo electoral del MAS-IPSP el 18 de diciembre de 2005 y la asunción de Evo Morales Ayma a la Presidencia del Estado el 22 de enero de 2006”, rememora Flores.

También explica que la plurinacionalidad “no es un discurso político” ni una consigna partidaria, sino un elemento estructural del modelo estatal.

Con un nuevo gobierno se abrió un debate sobre conservar o no la celebración. Grupos afines al MAS y a Evo Morales anunciaron movilizaciones.

Al respecto, el abogado constitucionalista resalta que “durante la Asamblea Constituyente (2006 – 2007) el proyecto de Constitución presentado por el MAS-IPSP no fue el que prevaleció; fue el del Pacto de Unidad el que mereció el mayor consenso y que dio la idea de Estado Plurinacional”.

Con relación a la fecha festiva, el ministro de Presidencia, Yerko Núñez, sentenció que “el 22 de enero es un feriado por un decreto presidencial, nosotros vamos a respetarlo”. Y el Ministro de Defensa instruyó tareas conjuntas de la Policía y de las Fuerzas Armadas para brindar seguridad hasta el 24 de enero.

La plurinacionalidad

La docente y abogada especialista en derechos humanos Magali Vlenca señala que durante la década que lleva vigente la Constitución se ha construido el modelo plurinacional de dos formas:

“Una desde arriba, mediante las leyes, políticas y discursos del gobierno que han ‘indigenizado’ simbólicamente los poderes del Estado; y otra desde abajo, con el impulso de los propios actores indígenas más allá de los límites”.

En el primer aspecto se ha reducido al cambio denominativo, con la incorporación del término plurinacional, “sin que esto implique transformaciones institucionales profundas para reducir las brechas burocráticas que impiden el ejercicio de los derechos indígenas”, señala .

Por otro lado, destaca el avance en las autonomías, que “desde un horizonte de respeto a las formas democráticas, jurídicas, culturales y lingüísticas, hacen a la pluralidad y el pluralismo boliviano”.

La experta resalta también la libre determinación indígena en todos los niveles de gobierno, pero lamenta que “la marcha de los Qhara Qhara en febrero de 2019, la del TIPNIS y un conjunto de luchas legales de diversos pueblos reflejan el incumplimiento de los derechos indígenas. También la cooptación y fragmentación de ese movimiento y su cada vez reducida participación en los espacios públicos”.

El impulso desde los actores indígenas se ve en la apropiación de la CPE por parte de los sujetos que lucharon por su aprobación. “Los pueblos indígenas impulsaron a lo largo de estos 10 años una serie de acciones legales, luchas y procesos de construcción institucional, muy a pesar de los límites impuestos desde el Estado”, recuerda Vlenca.

En el nuevo gobierno, la demanda indígena por los derechos sigue siendo un tema pendiente. Para Vlenca, el gran reto para el Estado Plurinacional será lograr una institucionalidad real que pueda gestionar la diversidad de manera intercultural, sin mediadores, potenciando la autonomía y la libre determinación.

“Sería un desacierto desconocer esta construcción y reducirse a criticar las medidas legales del anterior gobierno solamente porque en ellas se puede ver la necesidad de cambiar las medidas contrarias al proyecto y potenciar la rearticulación de esas voces invisibilizadas”, apunta.
Segundo aniversario de la creación del Estado Plurinacional.
Foto: Archivo / Página Siete

La celebración del 22 de enero fue decreto de Evo con fines políticos

La celebración del 22 de enero se estableció por el expresidente Evo Morales “con fines políticos”, para conmemorar su primera posesión de mando en 2006, aunque designó la fecha como conmemorativa de la refundación del Estado con la cualidad Plurinacional, aspecto que genera críticas.

Uno de los fundadores del MAS, Román Loayza, señala que el gobierno de Evo Morales ha utilizado para fines partidarios un concepto que fue formado con aportes desde los nueve departamentos del país. La idea se basó en el ama sua, ama llulla, ama quella y la complementariedad y equidad para vivir en armonía.

“Él no tiene nada que ver con la plurinacionalidad, no la ha cumplido. Si lo hubiese hecho, ahora el país hubiese sido unido, sin medidas de presión. Él ha traicionado y tiene que estar en la cárcel”, aseveró el exconstituyente.

Recordó que la fundación del Estado Plurinacional se realizó con el apoyo de la Coordinadora Nacional para el Cambio (Conalcam). Actualmente, miembros de la Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Bolivia (CSUTCB), según Loayza, ya no apoyan a Evo Morales.

“Nuestros estatutos de confederación dicen que no podemos ser escalera de ningún partido tradicional. Tenemos que coadyuvar al instrumento político para la soberanía del pueblo. Los masistas se han convertido en un partido tradicional de Evo Morales y el IPSP lo vamos a recuperar”, anuncia el dirigente Loayza.

Para entender el espíritu que gestó la creación del Estado Plurinacional, el sociólogo investigador Augusto Yáñez recuerda que en los años 60 y 70 emergieron “planteamientos ideológico-políticos indianistas e indigenistas que proyectaban el retorno al Tawantinsuyu. Entonces, la pluriculturalidad fue una base importante para lo plurinacional. Fue esta característica ineludible de nuestra población, en toda su extensión, donde más del 60% era indígena según datos de 1992”, apuntó.

Destaca que el Estado Plurinacional pretende ser representativo para “un grupo de personas que fueron históricamente excluidas de la toma de decisiones”.

Punto de vista
Ariel Flores, abogado constitucionalista
El DS 405 debe ser corregido

La fecha no es del todo coherente con el objeto del Decreto Supremo N° 405 de 20 de enero de 2010.

Existe un error de percepción, porque no fue hasta el 25 de enero de 2009 que se llevó adelante el referéndum constitucional de aprobación del proyecto de Constitución y el 7 de febrero de 2009 la entrada en vigencia de la nueva Constitución Política del Estado. Sólo entonces se puede hablar con rigor del nacimiento o fundación del Estado Plurinacional de Bolivia.

El 22 de enero de 2006, Evo Morales asume la conducción del gobierno, razón por la que el informe de gestión también se realiza en dicha fecha todos los años, pero ese dato no guarda ninguna relación con el nacimiento o fundación del Estado Plurinacional.

Eso se produce el 25 de enero, de manera sustancial y el 7 de febrero de 2009 de manera formal. En ese sentido, el Decreto Supremo 405 se sustenta en un acontecimiento equivocado que puede y debe ser corregido con la emisión de otro decreto supremo que contenga un mejor sustento histórico y normativo.

En algún momento se habló de establecer un día para recordar la Constitución Política del Estado, que permitió un nuevo pacto político y social. Creo que celebrar el día de la Constitución tiene un significado e importancia mayor que celebrar el día del Estado Plurinacional.

La justicia comunitaria no es para matar

“La justicia comunitaria no es para matar. Es para juzgar según nuestra identidad cultural de los aymaras, quechuas, tupi-guaraníes, moxeños y otros pueblos originarios”, señaló Román Loayza, uno de fundadores del MAS y exconstituyente.

Remarcó que durante el tiempo que lleva vigente el Estado Plurinacional esto no se ha la cumplido. Reprochó que se llame justicia comunitaria a los abusos de algunas personas.

“Hemos planteado la justicia comunitaria porque ya no había justicia según las leyes”, dijo Loayza y explicó que esa determinación fue para que se respete a los pueblos indígenas.

Los castigos no deberían ser más severos que trabajos en el agro o sanciones . Remarcó que no se castiga con la muerte.

Sin consulta previa se amenaza la vida

Obras en territorios indígenas amenazan la existencia de sus habitantes, según Marco Gandarillas, investigador del Centro de Documentación e Información Bolivia. Destacó que atentar contra la vida es una vulneración grave.

“La decisión de usar sus territorios, que son la fuente de su vida, su identidad y la base de su existencia es una violación sistemática al derecho a la consulta previa. Por ejemplo, se decide hacer exploraciones de hidrocarburos”, explicó.

Gandarillas remarcó que con la Constitución vigente se ha incumplido sistemáticamente el derecho a la vida de estos pueblos. “La construcción de grandes estructuras, como carreteras del TIPNIS, los amenaza. Hay mucha evidencia de esa violación”, comentó el investigador.

Representación indígena sin mediación

Las autonomías están insertadas en el modelo de la plurinacionalidad. “Sin embargo, la representación directa indígena sin mediación de partidos políticos sigue siendo un tema pendiente”, según la docente y abogada en derechos humanos Magali Vlenca.

Para Vlenca, aún existe la necesidad de dar mayor acceso a la autonomía indígena que incida y transforme al propios Estado. “Que se logre generar una institucionalidad real, que pueda gestionar nuestra diversidad de manera intercultural, potenciando la autonomía y la libre determinación”, señaló la docente.

En su criterio, son insuficientes los mecanismos de encuentro entre las diversas identidades culturales, además de que hay leyes que limitan el ejercicio de derechos indígenas.

Pagina Siete.