FmBolivia
Radio FmBolivia

Ante demanda de cremaciones, Cementerio instala nuevo horno

26

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

Por día, el Cementerio General de La Paz tiene la capacidad de realizar 12 cremaciones, pero en la actualidad hay un incremento de la demanda y recibe 20 solicitudes. Por eso, la entidad, dependiente de la Alcaldía de La Paz, instaló un nuevo horno crematorio que permitirá duplicar la capacidad de atención y comenzará a funcionar a partir del siguiente mes.

“Teníamos un programa de 12 cremaciones diarias, pero extendimos los horarios de atención para cubrir la demanda. En algunos días teníamos hasta 20 solicitudes, pero no podíamos cubrir y las íbamos postergando”, informó el director general ejecutivo de la Entidad Descentralizada de Cementerios de La Paz, Ariel Conitzer.

Ante esa situación, la municipalidad instaló un nuevo horno crematorio que en el transcurso de los siguientes días será entregado por el alcalde Luis Revilla. “En estos 10 años tuvimos que realizar tres mantenimientos intensivos de prevención y reparación en el horno crematorio. Cuando se generan estos espacios, se acumula la demanda”, añadió el funcionario edil. Sin embargo, con la nueva instalación, se duplicará la capacidad de atención.

Según los costos de la entidad, la cremación de un cuerpo mayor y autorización de salida es de 539 bolivianos. Para un cuerpo mayor fresco, el costo es de 2.140 bolivianos. Pero, Conitzer afirmó que para este último caso aún no recibieron solicitudes.
El antiguo horno crematorio del Cementerio General ya dejó de funcionar.
Foto:Marco Aguilar / Página Siete

El cementerio tiene 110 mil nichos. De ellos, aproximadamente, 60.000 tienen la categoría de perpetuidad y 50.000 son temporales. En el primer caso, hay una ocupación del 60% y están divididos entre las instituciones y mausoleos familiares. En cambio, los temporales tienen una ocupación del 99% y por eso hay una rotación intensiva.

Por día, en promedio, se realizan 15 entierros solicitados por familias de La Paz y El Alto. Y por semana equivalen a 105. Para habilitar nuevos espacios, la Alcaldía fijó cinco años de permanencia en el Cementerio General. Después, los familiares tienen la opción de trasladar los restos de sus seres queridos a nichos de cuerpo menor, cremarlos o trasladarlos a otros camposantos. “Entre el lunes y el jueves se retiran alrededor de 15 cuerpos para una de las opciones que presenta la administración. Y el viernes alrededor de 25 (son trasladados) a los cementerios de sus comunidades”, precisó el administrador del camposanto.

Para habilitar más espacios, cada fin de semana, la administración retira otros 50 cuerpos de nichos que fueron abandonados o ningún familiar responsable se aproximó a las oficinas del camposanto. Todos estos restos son trasladados a los depósitos.

“El usuario tiene cinco meses para recoger (los restos de sus seres queridos). Tras ese lapso, (los cuerpos) son enviados a una fosa común o cremación de oficio. Las cenizas también van a una fosa común”, afirmó. De esta forma, los funcionarios logran liberar cada semana alrededor de 100 espacios para cubrir la constante demanda del camposanto.
El manejo del nuevo equipo de cremación será digital.

Fiesta de Todos Santos

Para la festividad, la administración del Cementerio General esperará alrededor de 150 mil personas entre el 1 y 2 de noviembre. Según el funcionario, al menos 1.000 servidores públicos se desplazarán los dos días en el interior y el exterior del Cementerio General de La Paz para las labores de control por la fiesta. Se prevé la presencia de personal de la Policía Boliviana, la Secretaría Municipal de Seguridad Ciudadana, la Defensoría de la Niñez y Adolescencia, la Dirección de Mercados, las subalcaldías y otras instancias ediles.

Respecto a las labores de conservación, el funcionario dijo que la Asociación de cascos blancos, integrada por 12 trabajadores permanentes, realizó el arreglo de las cubiertas de yeso. En el lado exterior se hizo la refacción de una parte de la pared que se cayó.

Los cascos azules, que son 18 obreros que no trabajan constantemente, hicieron el vaciado de pisos en tres sectores del cementerio. Conitzer dijo que dispondrán de dos tanques de agua más para que la presión abastezca a las 115 tomas de agua que usarán los ciudadanos.

Pagina Siete.

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

Comentarios
Cargando...

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee mas