Plantean concesión privada en Puerto de Arica

4

Ante los problemas que se registraron en el puerto de Arica, Chile, en la importación como exportación de carga, los empresarios plantean al Gobierno una alianza público y privada, y pasar la administración de la mercadería de la terminal a una concesionaria privada nacional.

“Los empresarios estamos preocupados por lo que pasa en el puerto de Arica, como el incremento de tarifas a partir de ahora, y el rezago de la mercadería hasta que se pague las facturas”, y por ello planteamos una alternativa, dijo el presidente de la Cámara Nacional de Comercio (CNC), Rolando Kempff, en conferencia de prensa junto a presidentes de las federaciones de La Paz, Jaime Ascarrumz, y de Cochabamba, Javier Bellot.

Recordó que tanto el puerto de Arica como el de Antofagasta están en el marco del Tratado de 1904, por donde la caga boliviana tiene ventajas, como un año de almacenaje gratis, y ahora el concesionario de Arica busca maximizar las operaciones en el puerto. La capacidad del mismo es de 2,5 millones de toneladas y ahora busca subir a 5 millones.

ALIANZA

En ese contexto, Kempff dijo que proponen a las autoridades nacionales una alianza público-privada para el manejo de la carga de forma directa, dejando la tarea de controlador y fiscalizador a la Administradora de Servicios Portuarios-Bolivia (ASP), y la administración de la mercadería al sector privado.

La propuesta se enmarca dentro de las experiencias que hay en el país, como Fundempresa o Puerto Busch. Dijo que llegó el momento de bajar costos de las tarifas portuarias y beneficiar a la población, caso contrario si se incrementan los pagos de los servicios, se puede reflejar en una inflación.

Ayer, enviaron una carta al ministro de Relaciones Exteriores, Diego Pary, en el mismo argumentan la decisión asumida así como la propuesta, y por ello que parte de la misiva señala que pueden mejorar la imagen del país y reducir costos para el empresariado boliviano, “con la simple concesión por parte del Estado bajo un modelo de Acuerdo Público Privado (APP), que le permitirá a los privados administrar su propia carga, viabilizando una operativa portuaria mucho más diáfana”.

En la nota aclaran que la potestad aduanera y las relaciones jurídicas respecto a la competencia de vigilar y fiscalizar el paso de mercancías por las fronteras desde y hacia territorio nacional, queda bajo potestad del Estado, así como la facultad de negociación entre estados.

Asimismo, indican que basados en experiencias de APP plantean que “las actividades técnico operativas relacionadas directa o indirectamente con mercancías en tránsito hacia Bolivia, sean realizadas mediante Concesión por las Cámaras Nacionales de Industria y Comercio”.

NUEVO MODELO

Por su parte, el presidente de la Cámara Nacional de Industrias (CNI), Ibo Balzicevic, dijo que plantean a las autoridades nacionales un nuevo modelo de concesión privada, y ASP-B dejaría de cobrar las tarifas y pasaría a un rol fiscalizador y controlador de la carga.

Señaló que tanto la CNC y la CNI crearían mecanismo de concesión del gobierno para el manejo de la carga. Recordó que el 80 por ciento desde y hacia Bolivia que pasan por el Puerto de Arica, es carga privada. La iniciativa busca ser competitivos, apuntó.

Kempff mencionó que los roles de cada uno, como la Cancillería, la ASP-B y la concesionaria se respetarían, y sostuvo que la iniciativa podría bajar los montos en cifras significativas, entre un 30 a 40 por ciento.

Informaron que pagan por adelantado, y en algunos el valor se eleva en 150 por ciento, a la ASP-B, y por ello la entidad estatal tiene que solucionar el tema del alza tarifaria con la administradora del puerto de Arica.

El Diario.