Hipótesis de familia de Ana Lorena Torrez más cerca de la Policía

18

El guardia de seguridad civil de la Joyería Eurochronos declaró que, un día antes del atraco, cinco efectivos policiales llegaron en un vehículo, del que dos descendieron y realizaron una inspección en el frontis del lugar de los hechos. Esta declaración, en criterio de Jorge Santistevan, abogado de la familia Torrez, “comprueba” que miembros de la Policía estaban detrás del atraco.

“Hugo R., el guardia de seguridad civil que declaró ayer (martes), dijo que el día 12 de julio (2017), a eso de las cinco de la tarde llegó una vagoneta Mitsubishi con cinco policías, de los cuales solamente dos desembarcaron y empezaron a realizar una inspección ocular en el frontis de la joyería, luego sin decir absolutamente nada, ni siquiera a su camarada, el otro guardia de seguridad puesto por la Policía, se fueron”, explicó.

Para el jurista, con las declaraciones que testigos de cargo vienen realizando desde el lunes, se evidencia la participación de algunos elementos de la Policía, entre ellos el excoronel y director de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) de Santa Cruz, Gonzalo Medina, quien en su criterio entorpeció las investigaciones.

“Cómo dudar si Medina públicamente dijo que el caso Eurochronos era un caso cerrado para la Felcc, y cómo se explica que lleguen algunos de ellos antes que uno de los atracadores, y cómo dudar si un día antes fueron a inspeccionar ocularmente la joyería”, cuestionó.

Aseguró que el excoronel Medina tenía una motivación grande para impedir que el caso se esclarezca y que se sepa la verdad histórica de los hechos. “Su intención no era proteger al policía que disparó a Torrez, sino tendría un interés grande y sensible para ocultar el esclarecimiento del caso y eso se le debe interrogar cuando sea citado por la Fiscalía”, advirtió.

En noviembre de 2017, cuando se conoció el peritaje de balística que determinó que Ana Lorena Torrez murió por un disparo que no salió de las armas de los asaltantes, si no de uno de los uniformados, el ministro de Gobierno, Carlos Romero, dijo que los policías involucrados en el caso del atraco frustrado a la joyería Eurochronos deberían ser condecorados y no juzgados.

“No es una cosa planificada, no es una cosa normal, no es una cosa regular, yo no concibo que se esté buscando cabezas en la Policía para el caso Eurochronos, si yo buscaría cabezas en la Policía sería para condecorarlos, no para juzgarlos”, señalaba Romero.

TESTIGOS CLAVE

Santistevan aclaró que en esta primera etapa del juicio oral se prevé la declaración de al menos 30 testigos de cargo, de los cuales cuatro ya lo hicieron y se espera que el próximo 26 de septiembre declaren otros.

El lunes se escucharon las versiones de Erwin L. y Sandra G., considerados “piezas claves” para la defensa de la familia de Torrez, ya que con sus declaraciones se podrá establecer la verdad histórica del caso, sin embargo, el jurista lamentó que la segunda no aporte nada con sus declaraciones ya que solo se limita a pedir perdón.

Relató que en declaraciones del guardia civil de la joyería, este recordó que tres días antes del atraco frustrado, Sandra G. fue a buscar servicio de reparación de un reloj rolex, por lo que se presume ya hacían el estudio del plan.

Aseguró que Erwin L. está dispuesto a decir la verdad y confirmó en su declaración del martes, que el “mono”, (atracador que perdió la vida el día de la tragedia), habló por celular con un policía, pero no precisó con quién, y que también negociaban a gritos para que les den un vehículo para escapar.

“Nosotros deducimos que este efectivo con el que hablaron los atracadores, tuvo que ser alguien con mucha capacidad de decisión o de alta jerarquía porque una llamada en esas circunstancias no va a ser a un amigo para contarle situaciones sin ninguna relevancia, entonces se confirma que sí habían policías que conformaban la banda de atracadores”, precisó.

FISCAL

Por otro lado, la justicia negó ayer la solicitud de cese a la detención preventiva del fiscal José Parra, quien asistió a su audiencia en silla de ruedas, ya que se encuentra internado desde hace semanas por su delicado estado de salud.

José Parra está imputado por los delitos de incumplimiento de deberes y uso indebido de influencias, en el caso Eurochronos.

HECHOS

El 13 de julio de 2017, un violento episodio sacudió a la sociedad boliviana. Una banda de atracadores intentó asaltar una joyería en el centro de Santa Cruz y terminó en un baño de sangre donde cinco personas murieron, incluyendo 3 de los 4 asaltantes, la gerente del comercio Ana Lorena Torrez y el teniente Carlos Gutiérrez. Al menos 7 personas resultaron heridas en el tiroteo entre la Policía y atracadores.

El Diario.