Campañas para reducir comercio de perros no alcanzan sus objetivos

37

Las campañas destinadas a reducir la compra y venta de perros en la ciudad de El Alto no lograron resultados esperados, por la permanencia no solo de puestos de venta legales, sino ambulantes, debido a la ausencia de control en la feria de la 16 de Julio tanto los jueves como los domingos, problemática que es observada por los vecinos.

“Hermano yo conozco a un colega que ha pagado su carrera vendiendo perros, él venía desde Oruro donde realizaba la crianza de estos cocker y esos pastores alemanes y así se ha pagado su carrera, llegaba con su mochila y de una los vendía a sus animales, solo cuando había control no llegaba”, explicó Juan, uno de los compradores en la Feria de la 16 de Julio el pasado domingo a uno de sus acompañantes en el momento en que ambos se acercaron a una de las comercializadores ambulantes, quien en su caja de cartón ofrecía a los cachorros de la supuestas raza de pastores alemanes y chapis a un costo de Bs 300 a 350.

Como la joven comercializadora ambulante, cinco personas se encontraban apostadas en la principal calle de venta de perros, no solo apostados en las aceras, sino portando dichos animales con sus respectivas cadenas o al interior de cajas de cartón, aprovechando la ausencia de las autoridades de zoonosis del municipio, quien el pasado jueves y domingo, estuvo ausente de control en la respectiva feria popular de El Alto, como lo verificó El Diario.

Mientras que los demandantes de perros y gatos se acercaban curiosos y atraídos por adquirir uno de estos animales a pesar de las recomendaciones reiteradas que se realizan no solo en medios de comunicación, sino en las redes sociales, sobre la posibilidad de adoptar perros abandonados y evitar la compra de nuevos canes del comercio informal, con la finalidad de reducir la proliferación de canes callejeros.

En los puestos comerciales legales, que pertenecen asociación la venta de perros de diferentes razas, la actividad era dinámica, sobre todo a la primera consulta de los visitantes quienes pretendían adquirir algún animal expuesto en oferta.

Una pareja de compradores interesados por adquirir un cocker inglés aceptó pagar Bs 350, solo por un ejemplar macho, recibiendo las recomendaciones de la vendedora, quien pese a confirmarle que el cachorro no estaba vacunado, el nuevo dueño debía esperar por lo menos una semana hasta que se ambiente, consejo que contradice las recomendaciones realizadas frecuentemente por zoonosis, instancia que exige que los animales ofrecidos por el comercio legalmente registrados deban estar vacunados por lo menos contra la rabia.

Pero estos ejemplares no eran los únicos expuestos en las pequeñas celdas, pastores alemanes, pekines, chapis, entre otros de razas más grandes eran expuestos, además gatos criollos o siameses, los cuales eran la atracción por transeúntes e interesados en adquirir uno de esos ejemplares, los cuales tenían precios variados desde Bs 300 hasta más de 1.500, en el caso de razas de mayor demanda, como Golden Retriever que estaba en manos de un comerciante ambulante quien evitaba exponer libremente al perro de más de dos años, quien no parecía no haber sido adquirido de manera legal.

Cachorros de Schnauzer, Chihuahua, Golden Retriver y hasta Pug Chino también eran ofertados a más de Bs 500, dependiendo no solo del tipo de ejemplar, sino si el interés era por un par o específicamente por un macho o una hembra.

Una de las interesadas de este tipo de perros, dio a conocer que la presencia de perros en jueves siempre era reducida a diferencia de los domingos, donde el comercio duplicaba la presencia no solo de puestos legales, sino sobre todo de los informales.

El Diario.