Familiares: “siete años exigiendo justica”

3

En el marco del trágico hecho que ocurrió el 22 de junio de 2012, cuando tres cadetes perdieron la vida al caer de un segundo piso a consecuencia del colapso de una baranda de seguridad en la Academia Nacional de Policías (Anapol); familiares de los fallecidos continúan exigiendo justicia siete años después, informó ayer el abogado de las víctimas, Pedro Maldonado.

“Las gradas no eran firmes, los cadetes de segundo año fueron obligados a bajar por ellas, otro implicado impuso a los cadetes de primer año a subir por las mismas gradas, ocasionando una colisión en el centro lo que ocasionó el desplome de las barandas, expulsando del segundo piso al suelo a los tres cadetes que perdieron la vida”, relató el jurista.

Ayer se realizó la Inspección Técnica Ocular (ITO), en la Anapol, donde se evidenció la precariedad e inestabilidad de las gradas donde ocurrió el hecho. “El Ministerio Público solicitó la ITO, donde se pudo explicar cómo los tres cadetes hubieran sido obligados a utilizar las escaleras por los tres sospechoso”, declaró el fiscal asignado, William Guarachi.

Los principales sospechosos, entonces cadetes y ahora oficiales en ejercicio, implicados en el hecho son Jorge Ramos C., Félix Iriarte U. y Michael Teran, investigados por homicidio culposo, etapa preocesal que aún no concluye, señaló el abogado de la defensa.

De acuerdo con lo anunciado, la reconstrucción de los hechos se realizara el próximo 11 de julio, a cuyo acto judicial deberán asistir los tres policías implicados en el caso.

El fiscal a cargo de las investigaciones explicó que en la etapa preparatoria de la investigación se identificó a los tres posibles responsables del hecho. Sin embargo, en la realización de la ITO el Ministerio Publico no encontró irregularidades, pero si omisiones por parte de las exautoridades policiales que permitieron que cadetes circulen por gradas que no eran las indicadas.

El Diario.