FmBolivia
Radio FmBolivia

“Evistas” activan procesos en contra de la “renovadora” Ponce

27

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

El ala del Movimiento Al Socialismo (MAS) que apoya al expresidente Evo Morales comenzó a aplicar acciones en contra de los denominados “renovadores”. La analista Erika Brockmann manifestó que en ese frente llegó el momento de “la cacería de brujas” y de la judicialización política contra sus propios integrantes.

Ayer, a la directora de la Autoridad de la Madre Tierra, Angélica Ponce, quien cuestionó el liderazgo de Morales, le interpusieron dos denuncias. La primera, por presunto mal uso de recursos públicos; y la segunda, por supuestamente despedir a una funcionaria en estado de gestación.

Las denuncias fueron presentadas luego de que el sábado Freddy Bobaryn, otro crítico del expresidente Morales, fuera apartado del cargo de viceministro de Coordinación y Gestión Gubernamental, puesto que asumió Gustavo Torrico, considerado de la línea dura y “evista” del partido azul.

Las demandas contra Ponce fueron presentadas por los legisladores del MAS Héctor Arce, Patricia Arce y Pacífico Choque, que son representantes de Cochabamba. En un memorial se detalla que Ponce supuestamente utiliza recursos del Estado para viajar constantemente de La Paz a Santa Cruz por temas familiares, y se la sindica de costear un viaje a su pareja a Argentina, para la feria del chicharrón.

Arce indicó que aquello no es una represalia en contra de la autoridad, sino que es el resultado de una investigación que hicieron en su rol de fiscalización. “Algunos me acusan de ser operador político del hermano Evo, eso es falso. El hermano Evo no sabe de esta denuncia. Esta denuncia la hacemos en nuestro rol fiscalizador”, sostuvo.

El parlamentario adelantó que continuará la fiscalización, porque tiene muchas denuncias que le llegaron. “Si hay indicios serios de que están cometiendo irregularidades, vamos a denunciar, sea quien sea. (…). Esto tiene que servir de antecedente para otros funcionarios que están a la cabeza de instituciones. No hay represalias, estamos fiscalizando (…), probablemente la próxima semana vamos a denunciar a algún ministro, estamos verificando los datos”, añadió.

Por su parte, Ponce acusó a Morales de estar detrás la denuncia en contra de ella. Asimismo, dijo que presuntamente él trató de hacer quemar su casa en el trópico de Cochabamba por ser crítica a su liderazgo.

“Soy una mujer digna, no soy ck’uchi, no borracha, no me mareo con los dirigentes, no me encamo con los machos. Por eso es que para mí es difícil ser líder. ¿Por eso me van a querer hacer daño? Me voy a defender, no tengo miedo a ninguno de ustedes”, sostuvo.

Al respecto, Brockmann señaló lo siguiente: “Estamos en el capítulo de las pugnas internas, a esto se suman los estilos que tienen ellos para plantear los conflictos y enfrentar la confrontación, que pueden ser muy violentas y judicializando, además, las acciones de sus militantes”.

Las diferencias dentro del partido de Gobierno se iniciaron en mayo de 2021, después de las elecciones subnacionales. El jefe masistas acusó a autoridades de “antievistas” y anunció purgas. La fractura se hizo más evidente en diciembre, cuando desde el “evismo” pidieron ajustar el Gabinete ministerial.

La semana pasada, Página Siete se contactó con Ponce, quien evitó responder y argumentó que estaba “siendo amenazada y perseguida”. El diputado Rolando Cuéllar, quien fue expulsado del MAS en abril, también está con bajo perfil.

El accionar del ala “evista” se extiende a otras regiones como Potosí. Los exdirigentes de federaciones potosinas Mario Acarapi, Mario Córdova y el dirigente Javier Mondocorre, en contacto con este medio, también afirmaron que son amenazados por no seguir la línea del líder masista.

“Yo mismo he sido perseguido y amenazado. Si no eres de su línea, te pegan, ya es fregado. Si eres crítico, te dicen infiltrado de la derecha”, dijo Córdova.

Sometidos al Chapare

Brockmann mencionó que si la destitución de Bobaryn fue para evitar presiones del trópico de Cochabamba y el presidente Luis Arce empieza a ceder ante el “evismo”, nuevamente el país será “rehén” del poder político de las Seis Federaciones.

“Si Bobaryn fue retirado para evitar presiones del Chapare, nuevamente vamos a ser rehenes de lo que es el poder político fáctico que está representado en el trópico de Cochabamba”, enfatizó.

La experta aseveró que el ala “evista” muestra medidas desproporcionadas ante criterios diferentes, que son normales en cualquier otra organización política.

2021 ES LA GESTION en la que se empezó a registrar puntos
de diferencia dentro del MAS.

Esto (la denuncia contra Ponce) tiene que servir de antecedentes para otros funcionarios que están a la cabeza de instituciones

Héctor Arce, diputado del MAS

Fuente: Pagina Siete

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

Comentarios
Cargando...

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee mas