En 6 zonas de conflicto, Covid-19 avanza con 86 casos y 7 muertos

53

En las seis zonas de conflicto del país –donde en las últimas horas pobladores protagonizaron bloqueos y protestas para exigir la suspensión de la cuarentena- el coronavirus avanza. En estos sectores, repartidos en cinco departamentos, hasta la fecha se registraron 86 pacientes positivos y siete muertos.

Pobladores del municipio orureño de Eucaliptus expulsaron hace más de una semana a médicos y policías. Mantienen todavía sus protestas en demanda de la flexibilización de la cuarentena y exigen conocer los nombres de los pacientes positivos que viven en esta localidad. Este municipio está catalogado como de Riesgo Alto y registra 11 casos confirmados y tres muertos por el coronavirus.

“Las autoridades originarias y el alcalde enviaron notas para pedir garantías, pero no especifican por qué. Mañana (este martes) nos asistiremos a la reunión que fue convocada por el gobernador y se espera llegar a una conclusión”, informó Henry Tapia, director del Sedes de Oruro en un contacto telefónico con Página Siete.

Según Tapia, del establecimiento de salud de Eucaliptus, el 80 % del personal –que tiene ítems- se replegó por falta de garantías y se quedó sólo el que trabaja bajo contrato. La autoridad indicó que en la localidad ya hay cinco recuperados y dos casos activos, pero es importante realizar un rastreo de contactos para evitar más casos de Covid-19 en Eucaliptus. “Para esto requerimos el retorno de todo el personal de salud”, sostuvo.

Bloqueos en Cochabamba

La zona Sur de Cochabamba es otro sector de conflicto, donde vecinos protagonizan desde hace una semana protestas en demanda de la flexibilización de la cuarentena. El director del Sedes, Yercin Mamani, informó que en este sector hay más de 17 casos confirmados de Covid-19 de acuerdo con el último reporte del jueves pasado.

“Realizamos un reporte por distrito y por comuna. Y demostramos con números que existen más de 17 casos en esa área”, dijo Mamani. Añadió que el reporte de los casos fue entregado a pedido de los vecinos de la zona.

“Los pobladores nos solicitaron, nos dijeron que si demostrábamos que existe algún caso confirmado en la zona Sur, ellos iban a levantar el bloqueo”, explicó Mamani e indicó que está muy preocupado porque pese a los datos, los vecinos continúan con la medida de presión.

“El virus podría estar dentro de las marchas, personas asintomáticas que son portadoras y podrían estar contagiando a sus compañeros”, alertó.

El domingo, los sectores movilizados en la zona sur de Cochabamba resolvieron continuar con el bloqueo del ingreso al botadero de K’ara K’ara para exigir la flexibilización de la cuarentena, además piden la renuncia de la presidenta Jeanine Áñez y del ministro de Gobierno Arturo Murillo, entre otras demandas.

Sumado al incremento de casos de Covid-19, el bloqueo del botadero de K’ara K’ara pone en riesgo la salud de los pobladores de la ciudad de Cochabamba. El Sedes alertó el lunes que el impedimento para recoger la basura en el sector pueden ocasionar una “catástrofe sanitaria”.

“Después de una semana de declarado el bloqueo en la zona de K’ara K’ara, la dirección del Sedes expresa su profunda preocupación por la gravísima crisis sanitaria que se viene, ya que la acumulación de basura, en especial de desechos hospitalarios, provoca inseguridad total a la ciudadanía en un momento en que la pandemia empieza a crecer de manera exponencial en nuestro departamento”, se lee en un comunicado del Sedes.

En demanda de la liberación de los detenidos en el bloqueo de K’ara K’ara, los pobladores de Distrito 7 del municipio cochabambino de Quillacollo instalaron el viernes un bloqueo en la avenida Santa Cruz.

“Hermanos de toda Bolivia, aquí el pueblo se ha levantado, zona norte de Quillacollo, los ‘autoconvocados´. El pueblo salió en apoyo a los hermanos de K’ara K’ara, El Alto, Sacaba y a nivel nacional. Estamos pidiendo la liberación de nuestros hermanos que fueron encarcelados y detenidos injustamente”, dijo uno de los manifestantes, según registra un video.

De acuerdo con los movilizados, los pobladores que salieron a bloquear el sector de K’ara K’ara sólo piden la suspensión de la cuarentena porque necesitan trabajar. Argumentan que muchos vecinos son de escasos recursos y no tiene para comer.

Quillacollo es uno de los municipios afectados en Cochabamba. Registra 23 casos positivos de Covid-19 y un deceso por el virus. Esta localidad ya fue encapsulada ante por el brote del coronavirus y está en constante alerta, según autoridades locales.

Preocupación por Yapacaní

El municipio cruceño de Yapacaní es otro foco de conflicto, además de preocupación pues registra 10 pacientes positivos de Covid-19 y dos muertos por este virus, un hombre de 71 años y una mujer de 44.

Según autoridades del Sedes de Santa Cruz, la situación de Yapacaní respecto al brote del virus tiende agravarse porque muchos pobladores incumplen la cuarentena. El fin de semana, varias personas rompieron la medida de aislamiento y salieron a bloquear la carretera a Cochabamba sin ningún tipo de protección ni medidas de bioseguridad.

En El Alto, el fin de semana, vecinos de barrios de los distritos 7, 8 y 14 salieron a bloquear para exigir la suspensión de la cuarentena y el retorno a sus fuentes laborales. Uno de los puntos de protesta se registró en la carretera a Copacabana, a la altura de la ex Fábrica de Vidrio. “No tenemos qué comer. Queremos que se levante esta cuarentena inmediatamente. Nos están matado de hambre. Queremos elecciones inmediatas”, dijo uno de los movilizados.

En los barrios de los distritos 7, 8 y 14 –de acuerdo con la Secretaria de Salud de El Alto- se registraron 21 pacientes positivos de coronavirus y un deceso. Ante esa situación, las autoridades locales piden a la población cumplir las medidas de prevención y el aislamiento social.

En Potosí, el fin de semana, pobladores de San Pedro de Macha comenzaron bloqueos de caminos exigiendo la convocatoria a elecciones generales. Esta población no registra casos de Covid-19, pero los municipios cercanos sí tienen infectados.

Luego de una reunión con el gobernador de Potosí, Omar Veliz, los pobladores de Macha declararon un cuarto intermedio en sus protestas. Los vecinos exigían también el reinicio de clases por el perjuicio para los niños, pero técnicos del Sedes les explicaron que esta medida previene contagios de Covid-19.

La Gobernación prometió entregar ítems al centro de salud y otorgó insumos de bioseguridad para luchar contra el coronavirus. Los representantes de Macha explicaron que también exigen las elecciones subnacionales porque como son un municipio nuevo quieren elegir por primera vez a su alcalde.

En tiempos de cuarentena y restricciones usted necesita estar bien informado. Por eso, Página Siete pone temporalmente a su disposición de forma gratuita, nuestra edición de papel en versión digital. Para verla haga clic aquí.

Este servicio, con contenidos especiales y enfoques propios de las principales noticias del día, será parte de la App que lanzaremos próximamente.

Pagina Siete

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More