Gobierno pide informe de cuatro instituciones

5

Dentro de las investigaciones policiales al coronel Gonzalo Medina, al capitán Fernando Moreira y el prófugo de justicia brasileña Pedro Montenegro, en el caso de presunto tráfico de drogas, se pedirá informes a cuatro instituciones con el objeto de desentramar la red de contactos con la que, presuntamente, operaban.

El abogado del Ministerio de Gobierno, Rodrigo Arévalo, señaló que se pedirá informes a la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (Felcn), al Ministerio Publicó, a la Organización Internacional de Policía Criminal (Interpol) y a la Dirección General de Migración de Bolivia.

Ante esta situación, la directora de general de migración, Yanet Senzano Galarza, confirmó haber entregado un informe solicitado al respecto, con el cual se espera colaborar en la investigación, “… se entregó la información solicitada con requerimiento fiscal”, dijo.

En el caso de la Felcn, el abogado de Gobierno indicó que con la información solicitada se podría determinar la relación de hechos entre los casos de corrupción que involucran a policías. Por otra parte, no descartó pedir a todas las instancias que se consideren necesarias. Precisó que se valorarán todos los elementos que aporten con esta investigación

Por otra parte, registros emergentes de las averiguaciones dan cuenta que en junio de 2015 emitió un Auto Supremo que dispone la detención y extradición de Pedro Montenegro, (quien aparece en una foto junto al hijo del coronel Medina) investigado en Brasil por delito de tráfico de drogas.

Al respecto, el fiscal departamental de Santa Cruz, Mirael Salguero, dijo que la Policía “va a tener que dar una explicación del porqué no se ha ejecutado ese mandamiento de aprehensión”, contra Montenegro, sobre quien pesa una orden de búsqueda, con sello rojo, por la Interpol.

DEPURACIÓN POLICIAL

Ante la gravedad de los acontecimientos al interior de la Policía Boliviana, el viceministro de Seguridad Ciudadana, Wilfredo Chávez, informó que se realizará una “depuración” de los policías corruptos a través de la Inspectoría General, para separar definitivamente a los uniformados implicados en hechos que afectan la institucionalidad policial.

“La Policía tiene la gran responsabilidad, a través de la Inspectoría, que es su brazo operativo interno, destrabar los hechos de corrupción, acelerar las investigaciones y depurar la institución”, remarcó.

Por otra parte, el fiscal anticorrupción Marco Arce señaló que el Ministerio Público espera un informe por parte de la Policía para abrir una investigación penal en contra de Medina y los implicados en el bullado caso de corrupción.

Según Arce, ante la Fiscalía no existe una denuncia en el Ministerio Público en contra del exdirector de la Felcc, y el capitán Fernando Moreira.

“Se abre una investigación de oficio cuando el Ministerio Público o la Policía nos hacen conocer un hecho delictivo y ante la existencia de elementos de convicción que los involucren se los llamaría para que brinden su declaración y asuman su defensa”, aclaró el fiscal.

Por otro lado, Cintia Rivero, esposa de Fernando Subirana, informó que la Fiscalía Departamental de Santa Cruz admitió la denuncia en contra de Medina, este último estaría acusado por ocho delitos y que sería llamado a declarar en el mes mayo, pero no por tráfico de drogas.

Rivero acusó al exdirector de la Felcc de esa ciudad de poseer vehículos incautados en diferentes operativos, y no fueron entregados al Ministerio Público además de vivir en un domicilio valorado en $us 850.000, que no justifica ante las limitaciones salariales de la institución policial.

INTERVENCIÓN FISCAL

Ante los casos de corrupción que involucran a la Policía, el presidente de la Cámara de Diputados, Víctor Borda B., pidió a la institución del Orden buscar mecanismos internos para erradicar la corrupción.

Borda señaló que el Gobierno será inflexible si se demuestran actos de corrupción en esa institución y que serán puestos en conocimiento de la justicia ordinaria y que no debe existir impunidad ante esos hechos, siendo la misma Policía, la que debe limpiar su imagen.

A su vez, el ministro de Gobierno, Carlos Romero, advirtió que los policías involucrados en actos de corrupción serán expuestos públicamente ante el país y apartados definitivamente del cargo.

El Diario.